Flores de Bach para el CAMBIO

Qué son realmente las Flores de Bach y por qué deberías usar una terapia floral.

Mucho se habla de las flores de Bach, pero muy pocos conocen verdaderamente el inmenso trabajo que ellas mismas realizan en el equilibrio de nuestra energía vital.

Cuando viene alguien a consulta por primera vez trato de contarle en qué consiste la terapia floral, entendida como un tratamiento, no como una fórmula única para un individuo, sino que está bueno abordarlo en términos integrales.

El concepto de toda terapia vitalista está centrada en restituir el equilibrio de la fuerza vital para iniciar en el organismo un proceso de curación. Allí es donde integro otras áreas como ser el yoga, la relajación, la meditación y hasta reiki, según sienta que lo requiera la sesión.

Bach, médico homeópata nacido a fines del siglo pasado, fue el creador de esta maravillosa terapia bioenergética a través de las flores. Él citó varios aspectos a tener en cuenta para acompañar un tratamiento consciente:

  • La limpieza interna y externa a través de la alimentación natural y baños de agua tibia.
  • El buen descanso, equilibrado y no excesivo.
  • La utilización de ropas ligeras y agrego con telas lo más naturales en caso que sea posible.
  • Exponer nuestro cuerpo al sol y aire puro cuantas veces podamos en la semana.
  • Practicar la respiración consciente, que nos ayuda a oxigenar nuestro organismo.
  • Meditar unos minutos por día para relajar la mente, contemplando el presente.
  • Realizar ejercicio físico

 

Según este maestro, encarnamos para obtener conocimiento y experiencias y de esa manera corregir nuestros defectos y sanarlos. Creas o no en la reencarnación, estamos aquí por alguna razón y cuando nos desviamos de ese eje es donde aparece el conflicto, la enfermedad, una desarmonía entre al alma (lo atemporal) y la personalidad (lo temporario).

Cuando no escuchamos esa parte intuitiva, nuestra esencia, nuestro ser interno, es donde el cuerpo comienza a emitirnos señales sabiamente para despertarnos y cambiar.

 

¿En qué  consiste el tratamiento?

El individuo realiza una primera sesión, se conversa sobre las inquietudes que lo acercan a las flores, con algunas preguntas específicas. Realizamos algunos ejercicios de respiración, relajación y meditación y luego se le da una fórmula de flores para su preparación en una farmacia homeopática que le durará aproximadamente 15 días, con una dinámica para la toma de las mismas. Allí llevará nota del proceso, permitiéndose observar los cambios y luego se vuelve a coordinar una nueva sesión. No hay un alta, sino que el consultante evaluará cuando quiere descansar.

Se trabaja sobre 7 grupos emocionales, cada uno de ellos contiene sus flores respectivas, siendo 38 en total y de acuerdo a lo que necesita la persona se realizan las combinaciones específicas.

“No hay una curación real a menos que haya un cambio en la perspectiva con la cual el hombre ve el mundo, que da el logro de la paz y de la felicidad interna.

… La acción maravillosa de las flores es elevar nuestras vibraciones y abrir canales para la recepción del ser espiritual, para inundar nuestra naturaleza con la virtud particular que necesitamos y borrar los defectos que causan dolor” Edward Bach.

Mi experiencia personal

Como todos los que llevamos adelante alguna de estas terapias complementarias, algo sucedió en nosotros, un antes y un después que hizo y hace la diferencia. Hoy las flores me acompañan diariamente y en forma permanente, hago algunos descansos cuando los siento, pero generalmente recambio mi fórmula quincenalmente, porque no estamos siempre igual. Lo único permanente es el cambio, ahí es donde posamos nuestra atención.

En mi caso particular, tanto el yoga, la meditación, las flores y la alimentación natural me permitieron lentamente (porque aún lo sigo transitando, step by step) conocerme más, contactar con la escucha personal, con lo que el cuerpo sabiamente viene a decirme cada día cuando me levanto. Las flores me permiten hacer más consciente eso que me pasa, lo percibo a flor de piel, va destrabando capa a capa, es un proceso muy suti, pero profundo. En este camino hay que ser muy paciente, por eso mucha gente abandona a veces el tratamiento si pretende soluciones milagrosas.

Las flores de Bach son para todos

Pero a no desanimarse! Aquellos que realmente pueden comprometerse con el proceso y transitarlo amorosamente logran cambios increíbles con las flores. Van descubriendo en el camino nuevas oportunidades de crecimiento que estaban dormidas.

Algo fundamental es aclarar que las flores actúan específicamente en el plano emocional, a través de la manifestación consciente que te comunica la persona. No se hacen interpretaciones psicológicas, ni tampoco se interviene en el plano orgánico. La vibración de las flores actúa en el campo energético de la persona.

No tienen contraindicaciones, pueden darse hasta en bebés; de hecho trabajo con niños y es maravillosa su acción, porque son mucho más sensibles y es un acompañamiento muy sano y natural en su proceso de crecimiento. No generan dependencia y también pueden utilizarse para plantas y animales.

Recuerden que la base de sustentación de todo conflicto es una emoción que puede ser aprendida, corregida y superada desde nosotros mismos. La terapia floral conjuntamente con otras disciplinas integradas puede ser un aliado para el cambio que queremos vivir en nosotros mismos.

Flor Rapisardi

Flor Rapisardi

Fundadora at Flow Rapisardi
Consultora en Terapias de Bienestar
Yoga, Meditación, Flores de Bach y Alimentación Natural
Por inscripciones: frencuentrosdebienestar@gmail.com/ whatsapp 1151264161
Flor Rapisardi

Latest posts by Flor Rapisardi

Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.

Recetario FREE con Avena Remojada. La avena asi si!

Suscríbete y recibe Recetas deliciosas con avena remojada.

No compartiremos tus datos, lo prometemos.