Arranca el día con la mejor energía: 7 prácticas en 24 minutos

Probé tantos métodos para tratar de equilibrar mi mente y arrancar el día con todo, que cuando me encuentro con un “ritual mañanero” que me resulta y de verdad, me encanta compartirlo.

El día tiene 24 horas. Si logras organizarte bien, tendrás tiempo para hacer todo lo que te propongas.
Y después de todo, es sólo el 1% del día. Te animas a dedicártelo a ti mismo?

1. Lávate los dientes – 1 min.

Lo primero que hago al levantarme es ir al baño a cepillarme los dientes y la limpiarme la lengua para deshacerme de las bacterias nocturnas y mucosidad que se formó mientras dormía. Suena raro, y hasta guacala imaginarse… pero, es así! No tengas vergüenza de hacer ese ruido de “prepararte para escupir” como le enseñó Jack a Rose en Titanic, es mejor sacarlo afuera.

2. Toma agua – 1 min.

Después de haber limpiado tu boca, toma un gran vaso de agua. De esta manera hidratas a tu cuerpo después de pasar horas mientras dormías trabajando para asimilar todo lo que le diste durante el día y preparándose para expulsar aquello que no le sirve. Yo ya tengo lista una botella de 1 Lt. al lado de mi cama así la voy tomando a medida que avanzo con mis 7 pasos.

3. Medita – 5 min.

Meditar significa estar en el momento presente. Sentir. Oir, percibir, simplemente estar presente. Programa tu alarma y siéntate durante 7 minutos con los ojos cerrados. Concentra tu atención en tu respiración: lenta y profunda. Una y otra vez. Si vienen a tu mente algunos pensamientos, es normal, obsérvalos, diles que luego te enfocarás en ellos y continúa respirando.

4. Organiza tus prioridades – 5 min.

Éste es un punto clave para comenzar a cambiar el rumbo de tus días. La vida no es sólo el trabajo en la semana y la “libertad” los fines de semana. Se trata de reconocer e identificar aquello que nuestro ser desea y trabajar para conseguirlo. Este momento consiste en organizar tus prioridades reales del día: personales, afectivas, laborales. Cuáles serán tus metas hoy?

5. Ejercítate 10 min.

Estar en movimiento es vital para sentirte bien y mantenerte saludable. Prepárate una rutina simple y rápida para activar tus músculos y salir de casa con más energía. Desde flexiones, abdominales, hasta algunas pesitas que tengas cerca. Yo elijo un par de músculos a trabajar y hago 3 vueltas de 3 variedades de ejercicios. Y luego cuando encuentro el “hueco” en el día, salgo a hacer mi caminata o “sudata” de 40 minutos.

6. Estírate – 3 min.

Además de estirar luego de hacer ejercicios, como nos enseñaron en la escuela, ayuda a mantener el cuerpo saludable. Un músculo contraído es energía y tensión acumulada que luego hace que el cuerpo comience a endurecerse y deteriorarse. No queremos eso. Queremos un cuerpo flexible y cómodo para hacer todo lo que queramos en la vida.
Tip de estiramiento: “Saludos al Sol”.

7. Bonus Track – Tus 5 min.

Hay algo que quieras hacer cada mañana y no consigues incluirlo en tu rutina? En mi caso es el agradecimiento consciente y enfocado. Cuando termino con mi ritual me gusta quedarme unos minutos a agradecer por la oportunidad de vivir un día más y ser consciente del camino. Podría ser también abrir alguna página de algún libro, sea ésta la Biblia o algún otro libro inspirador. Son tus 5 minutos.

Cuando estamos en el momento presente, cada minuto es eterno.

Vas a tener 2 opciones cuando suene tu despertador: apagar la alarma y dormir 30 minutos más, o acostarte 30 minutos antes y levantarte a hacer de esos 30 minutos los más productivos para arrancar un día nuevo de la mejor manera.

Para crear un hábito dicen que hay que hacer 40 días eso que queremos incorporar a nuestra vida.

Un día a la vez.

 

Post inspirado en el artículo de Matthew Toren “6 pasos para una rutina mañanera de 24 minutos”
Gracias a mi gran amigo y maestro Felipe por compartir conmigo el artículo.

 

 

Fiorella Migliore

Nacida en Asunción, Paraguay. Acuariana. Entré al mundo del espectáculo como modelo, actriz y conductora de Tv.
Un día, por problemas de salud, comencé a ver la vida y el mundo con otros ojos.
Entendí que alimento no es sólo la comida que llevamos a la boca sino todo lo que nutre también la mente y eso determina la salud del alma. A través de una transición Amorosa en mis hábitos alimenticios logré entender que cada decisión y acción por más mínima, genera un impacto; y que para lograr estar en armonía con los demás y el mundo primero tengo que ocuparme de mí.
Viajé por el mundo aprendiendo acerca de una alimentación más consciente, en especial raw food (alimentación viva), mi gran pasión. Soy egresada del Master de Cocina Vegetariana de Ana Moreno (España) y Raw Chef del Matthew Kenney Culinary Institute (USA).
Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.