Entrevista con Marina Borensztein, autora del libro Así me cuido yo

“Creamos una comunidad y me dije: Voy a hacer lo que hago por mí, por los demás, El feedback que tuve con la gente me dio un estado de plenitud increíble como nada en esta vida. No nos conocemos, pero estamos ahí, acompañándonos y diciéndonos cosas lindas”

La actriz y escritora, hija del mítico Tato Bores y esposa del actor Oscar Martínez, publicó en diciembre su último libro, Así me cuido yo. Tras el éxito de su primer libro, Enfermé para sanar, del 2014, en donde contaba su experiencia en la lucha contra el cáncer de mama que le fue diagnosticado tres años antes, este nuevo relato se basa en su búsqueda de la información que complemente a los procesos de la medicina tradicional, haciendo hincapié en la alimentación saludable, la meditación y el ejercicio físico.

Con más de 50 mil seguidores en su cuenta de Facebook, dedicada especialmente en su obra escrita, hoy Marina se convierte en una referente para personas que conviven con la misma enfermedad que ella tuvo, intercambiando opiniones y brindando su apoyo a quien lo necesite.

– ¿La motivación de este último libro fue la de ayudar a otros en tu misma situación?

Sí, cien por ciento. Viene a partir del éxito del primero, que nunca imaginé. Además, yo no tenía redes sociales porque siempre fui muy fóbica de esas cosas, pero la editorial me dijo que tenía que armar un Facebook. Eso se convirtió, como le digo yo, en mi comunidad, donde empecé a compartir todo lo que iba aprendiendo. La gente que iba comprando el libro se metía, me preguntaba y me pedía más. Ahí me di cuenta que había un montón de gente en la misma situación de desesperación y búsqueda que yo. “Voy a hacer lo que hago por mí, por los demás”, me dije. El feedback que tuve con la gente me dio un estado de plenitud increíble como nada en esta vida. No nos conocemos, pero estamos ahí, acompañándonos y diciéndonos cosas lindas.

– Tu visión de la salud es indudablemente holística, ¿qué cosas componen ese buen estado de salud?

Son varias. Desde ya, la alimentación. Siento que tengo más energía ahora que cuando tenía 20 años, y eso es gracias a la dieta que llevo. Desayuno con mi jugo verde, brote de trigo, la espirulina, el aloe, el limón… Todo lo que tomo me hace estar super oxigenada. Otros factores fundamentales son el ejercicio físico y mantener la mente sana, con buenos pensamientos. Todo va junto, porque si uno come mal, no piensa tan bien. No digo que a todo el mundo le va a servir igual, sino que al menos esa es mi experiencia personal. Por otro lado, la meditación y todas las técnicas antiestrés que practico son fundamentales para que esta mente no me gobierne a mí sino yo a ella. Todo los días medito a la mañana y a la noche. Además, hago dos o tres veces por semana yoga, respiro conscientemente, y me conecto con la naturaleza. Es una manera de estar en este mundo completamente distinta a la que yo venía viviendo antes de enfermarme.

– ¿Cómo era tu vida antes de la meditación?

Era una persona muy nerviosa y ansiosa, algo bastante estresante. La meditación me ayuda a calmar todo eso, a estar presente y estar conectada con mi ser espiritual y superior. Para mí, la espiritualidad es la clave de la felicidad. Es muy angustiante si uno solo anda por este mundo conectado con lo material. La enfermedad me reconectó con todo esto, que en algún momento de mi juventud, traté de profundizar y no lo logré. Hoy lo pongo en práctica en el día a día y me hace más feliz. Me parece mucho más feliz la gente que tiene fe que la que no.

– ¿Suscribís a alguna forma de alimentación en particular?

Mi dieta, prácticamente en un 80 por ciento, es cruda y alcalina. Trato de comer todos los vegetales más crudos que puedo y no como animales, lácteos, azúcar, alimentos procesados y harina. Hago pedidos orgánicos, sin químicos o pesticidas. Trato de comer en casa porque en restaurantes no suele haber la comida que yo me preparo. Ya pasaron cinco años desde que tuve cáncer y no me agarré ni un resfrío con esta dieta. La gente vive engripada y con dolor de garganta y a mí no me pasa nada de eso. Pero, por supuesto que ese resultado viene de un trabajo integral.

– ¿A la gente le cuesta hacer este tipo de cambios?

Yo entiendo que sí, que le cueste, y a su vez, no lo entiendo. Por un lado, hay que salir de la zona de confort. El que quiere sentirse bien, sano y feliz, tiene que esforzarse. Hay que comprometerse con uno mismo, porque es para uno y nadie lo va a hacer por vos. A esto yo lo llamo mi trabajo personal, e incluye todo lo que te conté. Hay que poner voluntad sabiendo que después te vas a sentir mejor. Todo empieza por el amor hacia uno mismo, porque cuando uno se ama, se respeta, ama la vida y tiene algo para hacer en este mundo, creo que el esfuerzo aparece.

– Tu vida diaria urbana también conlleva un tiempo significativo. ¿Cómo hacés para equilibrar el trabajo personal con el profesional?

Me organizo y me pongo límites. Cuando me doy cuenta que estoy aceptando demasiadas notas, charlas y demás, empiezo a rechazar las propuestas. Para mí, primero están todas las cuestiones que hacen que yo me sienta bien. Si me dicen de hacer algo a las 9 de la mañana, digo que no puedo, porque es la hora que medito o desayuno. Me voy organizando en función de mi bienestar. Entiendo que puedo porque la actividad que hago me permite manejar mis horarios y sé que a mucha gente eso no le resulta tan fácil, pero creo que cada uno tiene que aceptar la vida que tiene y acomodarse en función de eso. Mucha gente me escribe diciéndome que se tienen que levantar a las 7 para estar a las 8 en la oficina, pero que terminan haciéndolo antes para hacerse el jugo verde y meditar. Y, claro, también me cuentan que después se sienten mejor.

– ¿Cuánta información te parece que existe en Argentina para realizar un cambio así?

Creo que estamos bastantes débiles y que falta bastante información. Necesitaríamos una medicina integrativa y más médicos de esa índole. Mientras estaba enferma empecé a notar la cantidad de carencias que había en este rubro. Tenía que ir a un lugar a hacer la radioterapia, a otro médico para otra cosa, a buscar algo más por otro lado, etc. Todo era un chino. Lo hice porque es mi forma de ser, pero mucha gente tira la toalla antes de pensar en todo lo que hay que hacer. Mi sueño sería que exista la combinación de un centro holístico con un centro médico, donde te atiendan, tengas todo el trato médico necesario y que además te hablen acerca de la meditación. No sé si seré la encargada de llevarlo a cabo eso porque es mucha responsabilidad, pero me encantaría. La ciencia es muy soberbia y está muy lejos de entender que el ser humano es una unidad y que necesita este cuidado integrativo. Se tiene que terminar de abrir a todas estas terapias alternativas que son muy importantes para acompañar al tratamiento científico. En eso estamos verdes y los orientales la tienen mucho más clara. De hecho, las estadísticas de cáncer son menores allá y se enferman menos. Es un cambio de paradigma, hay que ir haciéndolo de a poco y todos tenemos que sumar nuestro granito de arena para que la gente tome conciencia de lo importante que es atenderse como una unidad: cuerpo, mente y espíritu en equilibrio. No alcanza con los rayos, la quimio y los remedios. Si uno no cambia su manera de pensar y de comer, es muy difícil.

TRES CONSEJOS DE MARINA PARA UNA VIDA MÁS GREENVIVANT

1- Tomar al cambio como un trabajo para uno mismo y que nadie hará por nosotros. Es importante saber que el esfuerzo y trabajo para esto, serán recompensados.

2- Los factores de cambio con en conjunto: una buena dieta no cumple la misma función sin un correcto ejercicio físico, por ejemplo.

3- Acomodar los tiempos de cada uno, acorde a su vida y su búsqueda, sabiendo que el trabajo para una vida mejor también conlleva tiempo. Aceptar la dinámica de tu vida te hará organizarte mejor.

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant
1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.

Guía de Smoothies Detox FREE!

Suscríbete y recibe La Guía Green Vivant para desintoxicar tu organismo en 3 días con Smoothies Detox.

No compartiremos tus datos, lo prometemos.