Cómo cuidar tu Aloe Vera

Cortando un trozo de hoja de aloe vera y aplicando su gel transparente fresco sobre quemaduras, cortes, erupciones o quemaduras de sol obtenemos un alivio instantáneo que también puede acelerar el proceso de curación. Aprendé como cuidar tu propia planta.

Hay cientos de variedades de plantas de aloe, que son originarias de África. Vienen en muchos tamaños, desde unos pocos centímetros hasta árboles de 30 a 40 pies, en el caso de la Kokerboom (o árbol de la aljaba). Pueden tener muchos colores y formas, como naranja, violeta, y claro, verde. Sus flores son bellísimas. Pero hoy vamos a concentrarnos en el Aloe Vera, la variedad más popular y más útil para tener en casa.

El aloe crece mejor en una maceta ancha y poco profunda, con algunas piedras en el fondo para asegurar un buen drenaje. Su tierra debe drenar bien y crecen perfectamente en macetas pequeñas, pero en caso de que decidan trasplantar a una mayor, lo ideal es hacerlo en primavera.

Son plantas a las que les encanta estar al sol (aunque toleran bien la sombra) y los climas secos. En climas suaves no hay por qué preocuparse, pero si en tu zona puede haber temperaturas de menos de diez grados con cierta frecuencia, lo mejor es mantener el aloe vera en el interior. Debido a que están compuestas de tanta agua, son extremadamente susceptibles a las heladas.

En los meses de verano, atención a que el riego empape a fondo su tierra, pero que luego se seque bien antes del próximo riego en su superficie exterior. Probablemente pase más de una semana antes de que vuelvas a regar. Durante los meses de invierno, cuando la planta está inactiva, requiere mucho menos riego.

Chequeá a menudo que las hojas del Aloe no tengan un color amarronado, lo que significaría que está recibiendo demasiado sol. Cuando las uses para curarte, hay que cortar transversalmente para aprovechar su savia o gel; es bueno dejar que se seque bien ese corte (por lo general un par de días) antes de intentar trasplantes o regalar sus retoños, esas ramificaciones pequeñas, que se van a dar perfectamente en una nueva maceta. La fertilización se logra mejor con lombrices y un buen compost.

 

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant

Latest posts by Green Vivant

Sin comentarios aún ¡se el primero!

Los comentarios se encuentran cerrados

Recetario FREE con Avena Remojada. La avena asi si!

Suscríbete y recibe Recetas deliciosas con avena remojada.

No compartiremos tus datos, lo prometemos.