Cómo hacer jabón casero: ¡de Coco!

Ya te contamos acerca del aceite de coco y sus propiedades cosméticas. Hoy, aprendé cómo hacer jabón de coco casero y por qué vale la pena incorporarlo a tu rutina de cuidados para la piel.

No hay una, sino muchas razones para empezar a cuidar tu piel con jabón de coco, especialmente si elegís productos de belleza natural:

  • El jabón de coco es ideal para las pieles grasas, sensibles o enrojecidas aliviándolas y suavizándolas.
  • Hidrata al máximo, ya que su composición en grasas insaturadas mantienen las membranas celulares sanas.
  • Tiene efecto antioxidante, puesto que es muy rico en vitaminas que rejuvenecen la piel, evitando los radicales libres.
  • Es un remedio natural para el acné, comedones y puntos negros, porque limpia intensamente el cutis, regulando el sebo secretado. Mantener la piel muy limpia es el principal factor en estas afecciones. Es importante hacer abundante espuma y friccionar la piel para lograrlo.
  • Es rico en ácido láurico, con acción desinfectante y antibacteriana.
  • Es un gran exfoliante corporal, utilizando una esponja natural o algo de azúcar mezclada con la espuma y masajeando todo el cuerpo.
  • Combate hongos y pie de atleta, por su acción antimicrobiana.

 

Por todo esto, te proponemos hacer jabón casero de coco con unos pocos ingredientes básicos.

Cómo hacer jabón casero de coco natural

Ingredientes

  • Agua
  • Soda cáustica
  • Aceite de coco
  • Aceite de oliva
  • Opcional: aceite de almendras dulces

 

Preparación

Vas a necesitar hacer dos mezclas. Una soluble y otra grasa.

Para la mezcla soluble, preparar un bol con 350 ml de agua, y añadir la soda cáustica de a poco, removiendo bien hasta que se haya mezclado del todo.

Es muy importante tener cuidado con la soda cáustica ya que es altamente peligrosa: nunca agregar el agua a la soda sino al revés, de a poco, protegiendo el cuerpo con delantal y las manos con guantes para trabajar.

Para los aceites, poner 150 ml de aceite de coco sobre un bol, y otros 150 ml de oliva. Si tus manos son muy sensibles, es bueno agregar 25 ml de aceite de almendras dulces.

Luego, reunir las dos mezclas y triturarlas hasta que quede una pasta homogénea.

Finalmente, preparar los recipientes o moldes donde fraccionar la mezcla en pastillas de jabón, y verter los ingredientes. Pueden usarse moldes de silicona para pastelería: lo único importante es que no vuelvas a utilizarlos en repostería. Luego, sólo hay que esperar a que el jabón se seque y estará listo para usar.

Hacer jabón de coco casero te garantiza que el producto está libre de químicos indeseables para tu piel, y si preparas jabón de coco en cantidad podes regalarlo a tus seres queridos.

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant
Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.