Meditación y Neurociencia: los increíbles beneficios fisiológicos de meditar

¿Que nos pasa cuando meditamos? Las nuevas tecnologías aplicadas a la investigación en neurociencias nos permiten entender qué pasa en el cerebro de un meditador y potenciar sus beneficios.

Gracias al avance de las neurociencias, en buena parte producto del desarrollo de nuevas tecnologías, podemos comenzar a comprender lo que ocurre en el cerebro cuando meditamos, y sus beneficios a corto, mediano y largo plazo.

Nuestro cerebro funciona como una especie de tablero en el que, cuando se encienden ciertos botones se desactivan otros, permitiendo así un delicado equilibrio y un proceso de autorregulación que hace posible la vida. Si no logra autorregularse, llevaría al cuerpo a un proceso de estrés crónico. Cosa que podría generar inflamación en el sistema, predisponiendo a la activación de genes que pueden desarrollar muchas enfermedades, como artritis, fibromialgia, hipertensión cardiopatías, cáncer, trastornos de ansiedad, etc.

La práctica de Meditación permite que se active el sistema parasimpático, y de esta forma el cuerpo y la mente entran en profundos estados de relajación, desactivando la respuesta al estrés, resultando un maravilloso recurso para la creación de salud.

Investigadores de la Universidad de California de los Ángeles (UCLA) observaron que en los cerebros de los meditadores había algunas zonas agrandadas, todas regiones asociadas a la regulación de las emociones. Explicando de esta manera, la tendencia en los meditadores a la estabilidad emocional, la serenidad, el positivismo y la baja reactividad. Registraron también, en las personas que meditaban regularmente desde hace años, un engrosamiento de la corteza cerebral, favoreciendo la comunicación entre células del sistema nervioso y su regeneración.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Harvard en el hospital general de Massachusetts determinó que: la meditación reconstruye la materia gris del cerebro en sólo ocho semanas. Trae beneficios psicológicos y cognitivos que perduran todo el día. Un marcado aumento en la densidad de la materia gris del hipocampo, importante en el proceso de aprendizaje, la memoria y otras áreas asociadas a la autoconciencia, la compasión y la introspección. Reducción de la amígdala, zona asociada con el  miedo, la emoción y la iniciación de la respuesta al estrés, que aumenta la sensación de bienestar y la calidad de vida. La reactividad se ve reducida dando más espacio a la reflexión y la posibilidad de encontrar respuestas más asertivas.

En su libro “Desarrolle su cerebro”, Joe Dispenza menciona otros aspectos que se activan cuando el lóbulo frontal está encendido:

  • Conciencia intencional y atención a largo plazo
  • Contemplación  de las posibilidades y de acción de acuerdo con ellas
  • Poder de decisión
  • Claridad
  • Alegría
  • Adaptabilidad
  • Capacidad para aprender de los errores
  • Foco
  • Concentración
  • Sentido del yo fortalecido
  • Capacidad para actuar de acuerdo a las metas preestablecidas
  • Conducta disciplinada
  • Capacidad para generar opciones
  • Capacidad para seguir un ideal
  • Concentración
  • Productividad
  • Individualidad

Los investigadores de la Universidad de Pensilvania, observaron lo que ocurre en el cerebro cuando practicantes del budismo en estados de profunda meditación presentan experiencias místicas: las neuronas de la zona de asociación y orientación que nos ubica en el tiempo-espacio y nos da una clara imagen corporal que se apaga mientras que el centro que define los límites del cuerpo se acalla, permite experimentar al yo como infinito e íntimamente interrelacionado con la totalidad, y habilita la habilidad de habitar el momento presente filtrando todos los estímulos que vienen del entorno, así el sujeto, el objeto y el proceso de observación se fusionan en la experiencia de unidad.

Se ha comprobado que la experiencia de trascendencia inducida a través de la práctica de la Meditación, permite la manifestación de un cuarto estado de conciencia distinto que la vigilia, soñar o dormir, en el que en un estado de conciencia, la mente permanece despierta pero experimenta un estado más sutil y profundo de relajación, por lo cual meditar equivale a horas de sueño. Esto es posible cuando ambos hemisferios funcionan sincrónicamente: el hemisferio derecho relacionado con la intuición, la creatividad, la capacidad de habitar el presente, la conectividad, la resolución de problemas, mientras que el hemisferio izquierdo con el lenguaje, la matemática, la experiencia del tiempo lineal, y el pensamiento crítico. Cuando ambos hemisferios se activan al mismo tiempo nuevas redes neuronales se producen, facilitando la creatividad y la productividad sin experimentar estrés.

Sin dudas la meditación es un recurso muy valioso que le brinda al ser humano la posibilidad de alcanzar niveles de desarrollo muy elevados. La práctica es muy sencilla y en los últimos años se la ha integrado como un complemento en las psicoterapias de cuarta generación por su efectividad en el tratamiento de trastornos de ansiedad, la prevención de enfermedades y la oportunidad que le brinda a las personas de experimentar estados de felicidad y bienestar general.

Liz Alcalay, terapeuta integrativa enfocada en crear las mejores condiciones posibles para que cada persona pueda desarrollar su pleno potencial conectándose con su verdadera esencia más allá de los roles adjudicados familiar o socialmente.

Liz Alcalay

Liz Alcalay

Como terapeuta integrativa mi atención está enfocada en crear las mejores condiciones posibles para que cada persona pueda desarrollar su pleno potencial conectándose con su verdadera esencia más allá de los roles adjudicados familiar o socialmente.

Al abrirnos a la posibilidad de una mirada integradora que reúne el plano físico, emocional, mental, social y espiritual, podemos reconocer una realidad interrelacionada y así descubrir nuestra íntima conexión con la vida en todas sus dimensiones.

Cada persona es un ser único y singular, y es un objetivo de la terapia que no sólo podamos reconocer esa singularidad sino que también podamos abrazarla en su totalidad desde un corazón abierto y compasivo.
Liz Alcalay
Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.

Recetario FREE con Avena Remojada. La avena asi si!

Suscríbete y recibe Recetas deliciosas con avena remojada.

No compartiremos tus datos, lo prometemos.