El Zen: mente de Principiante

“Mente Zen, mente de principiante” es uno de los libros más queridos sobre el Zen, ya clásico, de Shunryu Suzuki. Esa simple frase es una enseñanza clave para quienes se acercan a la espiritualidad y al Zen buscando claridad.

Mente Zen, Mente de Principiante es un libro de enseñanza producido por Shunryu Suzuki en sus últimos años de vida: una compilación de charlas dadas en el centro Zen de Los Altos, California.

“En la mente del principiante hay muchas posibilidades, pero en la del experto hay muy pocas.” dice Suzuki. Y explica: “Dicen que practicar Zen es difícil, pero la gente no entiende el porqué. No es porque sea difícil sentarse en la posición de loto cruzados de piernas, o por llegar a la iluminación. Es difícil porque es duro mantener nuestra mente pura y nuestra práctica también pura en su sentido fundamental.”

En Japón existe la palabra shoshim que significa “la mente del principiante”. El objetivo de la práctica zen (y del Zazen, meditación sentada, una de las técnicas fundamentales de esta práctica) es mantener al aprendiz en ese estado, en su mente de principiante.

“A medida que avanzas en la práctica (…) llegarás a perder el sentido del significado sin límites de la mente original. Para los estudiantes de zen, lo más importante es no ser dualistas. Nuestra “mente original” incluye todo dentro de sí misma. Es rica y suficiente en sí. No debes perder tu estado de “autosuficiencia mental”. Eso no significa que tengas una mente cerrada, sino realmente vacía y a la vez preparada. Cuando tu mente está vacía, está lista para cualquier cosa, está abierta a todo.”

En la mente del principiante no existen pensamientos como “He logrado algo”. Cuando no tenemos pensamientos acerca de nuestros logros, sin pensamientos del Yo, entonces somos auténticos principiantes. A partir de ese momento podemos comenzar a aprender de verdad.

Mantener la mente del niño

Entonces, ¿cómo mantener una mente de principiante? Hay algunos consejos que pueden ayudar:

·  Observar, tomarse una pausa (y dejar los preconceptos), volver a observar, reflexionar, realizar preguntas y escuchar.

·  Observar cada situación de lejos, sin involucrarse.

·  Darle importancia al “Por qué” sobre el “Cómo”.

·  Mirar con verdadera curiosidad y sin arrogancia.

·  Escuchar más que hablar.

Para seguir aprendiendo, te recomendamos mucho la lectura de “Mente Zen, mente de principiante”.

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant
Sin comentarios aún ¡se el primero!

Los comentarios se encuentran cerrados