Liz Solari: la espiritualidad detrás de la artista – Parte I

Liz Solari es conocida como actriz y modelo; es además una gran viajera y tiene una facilidad envidiable para los idiomas. En esta extensa charla nos cuenta otra faceta suya, quizás desconocida, pero esencial en su vida: la travesía hacia la espiritualidad a través de la meditación y su activismo en favor de comunidades originarias americanas.

 

Liz Solari se dedica al actuación y el modelaje, pero desde que descubrió el mundo de la meditación y la espiritualidad su vida cambió y su estado interior aún más. Rodeada de sus perros, sus plantas y sus recuerdos, Liz nos abrió las puertas de su universo particular. Esta es la hermosa charla que sostuvo con Green Vivant.
FB: ¿La actuación cambió tu vida? ¿Fue la actuación la que te acercó a la espiritualidad?LS: Así es. Hace unos ocho años empecé con la actuación. Tuve algunas experiencias en Argentina, pero después me fui a Italia un tiempo y luego a Inglaterra. Tuve una necesidad imperiosa de entender más, de conocerme más, de actuar, de aprender. Y profundizar en la espiritualidad. En Londres conocí un actor que se transformó una especie de hermano espiritual, y que tiene un centro de yoga tremendo en Notting Hill. Me enganché con yoga, Ashtanga, de lunes a domingo. Y con el tiempo fui probando distintas visiones, hice Hatha, Kundalini. Me gustó mucho, me sentí muy bien porque el yoga te enseña a mantener el control de la respiración y del cuerpo.

Yo creo que son caminos, y creo que cada uno tiene que encontrar el suyo. Y que somos todos diferentes.

Hay gente que medita cuando corre por ejemplo! Lo que creo es que cada ser tiene su momento, su evolución. Pero es siempre una sensación de felicidad y de dicha. Es como conectarte con tu estado más natural. Porque nuestro estado natural es ése. O como cuando vemos a un bebé chiquito, la inocencia, la felicidad, la pureza. Es como volver a eso.

 

FB: Cómo viven en vos la espiritualidad y las religiones? ¿Sentís que se emparentan?

LS: La religión segmenta, la espiritualidad une. En realidad yo creo en el poder de las personas, no de las religiones. Yo soy un ser espiritual que vengo a transitar una experiencia en cuerpo humano a la tierra. Cuando muchos seres espirituales nos juntamos, nos unimos, ya sea para orar o para meditar o para pedir por otros, eso es una energía real, que se genera y se siente y que tiene un impacto en nosotros mismos y en los demás. En definitiva no son más que ondas. Se transforman en la conciencia colectiva y decubrimos que en realidad todos somos uno. Y la ilusión de la separación, es una ilusión puramente mental. Somos uno.

Hoy justamente estaba escuchando un reportaje muy interesante de John Hagelin, un físico cuántico muy reconocido. Comentaba que la ciencia moderna ha demostrado científicamente, empíricamente, que somos todos parte de lo mismo, el campo unificado. Todo surge de un campo de energía unificada. Y luego, según cómo vibran las partículas, nos materializamos en distintos seres y objetos. Vos tenés una vibración, yo tengo otra, él tiene otra. Pero todo surge de lo mismo. Es una forma de reconectarnos.

Para mí la espiritualidad es el desarrollo del espíritu, la evolución de mi propia conciencia. Y para eso la experiencia de meditar es una llave fantástica. Nadie puede pasar por este mundo la experiencia de sentirlo! Porque en realidad estamos diseñados, nuestro cerebro está diseñado para vivir la experiencia de la conciencia a través de la meditación. Cada vez que meditás te unís con ese campo unificado. Te unís con ese océano de ser, o como lo quieras llamar. Hay gente que lo llama Dios, la fuente de la vida… Es una experiencia tan infinitamente grata.

Y cuando volvés acá, a la cotidianeidad, estás como empapado de conciencia. Y cada vez tenés más conciencia de las cosas que hacés en esta dimensión.

 

¿En tu caso, sentiste la necesidad de indagar en distintas religiones?

LS: Yo no siento que tenga una religión hoy. Mi religión es creer en la fuente de la vida, creer en la Tierra, creer en que todos los seres que estamos acá tenemos como misión evolucionar individualmente, pero también la evolución colectiva de la raza humana. Creo en que la Tierra es un ser, y que vinimos acá a ayudarla a que evolucione. Y entonces eso me acerca a valores superiores, que tienen que ver con el cuidado no sólo propio sino de los otros, el respeto hacia otros seres, a otras especies que conviven con nosotros acá. Me lleva a un lugar de mucha más unidad.

FB: Has tenido varias intervenciones en algunas causas relacionadas con pueblos originarios: los Qom por ejemplo. ¿Porqué te tocó particularmente su problemática?

LS: Sí, es muy fuerte lo que me pasa con las comunidades originarias. Hace tres años hice una película que nunca se estrenó, donde se narraba una masacre muy grande de la comunidad Qom que ocurrió en el año 1920. Se asesinaron casi mil personas. Querían despojarlos de sus tierras y se resistieron sin violencia. Se quedaron todos tocando sus instrumentos en ronda. Y los mataron a tiros. Mujeres, niños… Fui a grabar al Chaco, fuimos a conocer. A partir de ese momento empecé a involucrarme, a entender mejor su historia, que es la misma historia que se repite sin fin. Si bien se ha evolucionado, siguen estando indefensos. Ellos me decían ‘nosotros somos invisibles’. Entonces tuve la necesidad de acercarme, accionar desde un lugar desinteresado. Y ver de qué forma puedo colaborar.

Siento la necesidad de comunicar conciencia. Mientras yo me despierto a ciertas realidades, puedo hacer que otros hagan lo mismo.

Lo entiendo como una de mis funciones en esta etapa de mi vida.

Entonces entré en contacto con la gente de Unicef y fuimos al norte a la comunidad Guaraní de Ivoty Okara. La problemática ahí es que los chicos no pueden acceder a la educación secundaria. Ellos viven lejos y aislados, no tienen forma de estudiar y el gobierno local tampoco les facilita transporte. Entonces luego de la primaria no acceden al segundo escalón y quedan totalmente fuera del sistema, no pueden conseguir trabajo. La propuesta de Unicef fue armar aulas virtuales para que puntualmente ésta comunidad tenga acceso a educación. Esta forma de educación por suerte ya no es el futuro, sino el presente.

También me junté con la gente de Change.org para colaborar con una comunidad en Misiones muy necesitada de nuevas viviendas. Armamos una petición que tuvo casi cien mil firmas y a raíz de eso, el gobierno de Misiones reaccionó en la medida de sus posobilidades. Hay que conectar, linkear y visibilizar los conflictos de las comunidades originarias. Se los debemos. Son hermanos, y hay que darles todo nuestro apoyo.

En la segunda parte de esta entrevista, Liz nos cuenta cómo llegó a la Meditación Trascendental, la técnica que finalmente la cautivó después de años de estudio; sus beneficios incluso para los niños, y cómo se conjuga este profundo ejercicio de la espiritualidad con su vida activa y urbana. Para seguir leyendo, click aquí.

Facundo Bertranou

Facundo Bertranou

Co-Fundador at Green Vivant
Diseñador gráfico de profesión, entrepreneur del mundo saludable, busca compartir lo que ha aprendido y reunir a expertos en bienestar para hacer de este un mundo más consciente, saludable y mejor.
Facundo Bertranou

Latest posts by Facundo Bertranou

Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.