Liz Solari: la espiritualidad detrás de la artista – Parte II

La reconocida actriz y modelo, Liz Solari, nos brindó una larga entrevista donde nos enteramos cómo se conectó con su espiritualidad y cómo descubrió su faceta social colaborando con el pueblo Qom. En esta segunda parte de la charla, descubrí cómo llegó a la Meditación Trascendental y sus beneficios.

 

FB: ¿Nos podés contar cómo fue tu camino hacia la meditación?

LS: Tuve una educación tradicional católica, fui a colegio religioso y aprendí lo relacionado a la oración y sus ritos. Una típica familia rosarina, con valores bien nuestros y elevados, pero muy lejos de las prácticas de la meditación. Por lo tanto a mí me generaba mucha curiosidad entender qué era lo que pasaba con la meditación y qué podía llegar a generar en mí. Me acerqué primero a través de lecturas de diferentes líderes espirituales, a aprender sobre otras religiones y enfoques espirituales, como el Budismo, el Hinduismo. Empecé a hacer prácticas más personales, sin ningún profesor, buscando mi propia forma.

Durante un tiempo practiqué una meditación muy simple y profunda a la vez basada en la observación de la luz de la vela, similar a las meditaciones de la flor de loto o del arroz. Me ayudó a entender, pero me costaba, no es una meditación fácil. Lograba a través de la observación entrar en estados superiores de conciencia, pero al concentrarme en la observación terminaba haciendo ‘esfuerzos’ para permanecer en ese estado.

Hoy, medito desde hace ya unos siete años. Después de mi trayecto a través de diferentes tipos de meditaciones, sé que lo mejor para meditar es no tener que hacer ningún tipo de esfuerzo. Cuando menos te esforzás, más sucede.

Estamos acostumbrados a recibir una cantidad enorme de información diaria, de estímulos, que para nuestro cerebro son muy potentes. Desde que te levantás y mirás las redes sociales, leés el diario, estamos sobreestimulados por todos lados. Así que después, cuando te toca sentarte a meditar… es muy difícil despojarse de todos esos estímulos, y tranquilizar la mente! Además, se suman los propios conflictos personales, ideas, los deseos, las expectativas. Por este motivo, mi caso he decidido no tener televisión y leer solo lo indispensable de los diarios.

 

FB: Hablemos de tu práctica actual de meditación. ¿Cómo la integrás a tu vida?

Empecé a estudiar Meditación Trascendental hace tres años. Yo ya meditaba, pero cuando la aprendí me resultó fantástica. En mi propio recorrido es la técnica que más resultados me ha dado. Y sin embargo es una meditación muy fácil; la puede aprender un niño a partir de la edad de diez años. Es una meditación con mantra. Y el resultado es muy potente.

La Meditación Trascendental es como una meditación védica antiquísima que proviene de la India. Maharishi Mahesh Yogi es su gurú. Él diseño, ‘confeccionó’ este plan de meditación para desarrollar estados elevados de conciencia. Este es un espacio al que uno recurre cuando tiene ganas de estar en calma.

Y es muy potente por lo que sucede luego en la vida. Mi instructora de MT me dijo (no me olvido más de esto…) ‘mirá, vos sos como un pañuelo, un pañuelo blanco. Cada vez que medites, cada vez que logres la experiencia de la trascendencia, estás empapándote en conciencia. Cada vez que meditás se tiñe un poquito de naranja, que es la conciencia, y salís a la vida. Una y otra vez, hasta que sos un ser cien por ciento consciente. Y en la vida cotidiana accionás desde ese lugar’.

¿Qué quiere decir esto? Que cuando respondés, cuando reaccionás a los mismos estímulos, reaccionás mejor. Estás mucho menos ansioso, más abierto, mucho más focalizado, más claro, empezás a tener mucho más control del flujo de pensamientos. Se detiene la mente. Y ahí realmente descubrís ‘esto soy yo’. Entendés y reconocés tu esencia: ‘esto soy yo’.

Nuestra mente es un órgano fundamental, nuestra inteligencia como especie es grandísima. Pero debemos de alguna forma tener una relación más equilibrada con ella. Porque la mente no somos nosotros, es justamente eso: nuestra mente. Nuestra verdadera esencia está en otro lugar, mucho más delicado y preciado.

 

FB: ¿Y esto cómo se conjuga con tu vida? Porque sos una persona que está muy activa. Trabajo, de viajes, ¿cómo lo estructurás tu práctica en tu vida diaria? ¿Hoy meditaste por ejemplo?

LS: No me lo pierdo ni loca! Ya sentís como una necesidad en el alma, como cuando la gente dice ‘uy, si no voy al gimnasio…’. Es como el gimnasio del espíritu. Entonces, medito dos veces por día. Tengo un espacio exclusivo, un cuarto donde están los santos o las vírgenes o simplemente guías, gurús en los que uno cree. No es imprescindible, pero me gusta armar ese espacio. Un lugar donde no entre nadie y donde se concentra esa energía. Medito hacia el Este. Lo hago dos veces por día: a la mañana, cuando me levanto, antes de salir, y a la noche. Lo inicial de la MT son 20 minutos, dos veces al día. Y después, como cualquier meditación, podés seguir profundizando y sumando conocimientos. Hice un instructorado de profundización, donde se estudian otros mantras y te lleva a meditaciones más profundas y de mayor duración,  unos 50 minutos. La meditación va a todos lados. La he hecho en colectivos, en mi auto. No necesitás estar en un lugar puntual. Es fácil, necesitás un poco de silencio, y la podés hacer sentada.

FB: Sobre el poder de la meditación trascendental en chicos, ¿has tenido experiencias o lo has visto sucediendo en alguna parte del mundo?

LS: Tuve un acercamiento fuerte porque David Lynch, el reconocido cineasta, tiene una fundación mundial con un modelo de institución que se llama “Educación basada en la conciencia”. Lo que han hecho es llevar la meditación trascendental a miles y miles de escuelas, a universidades, a lugares donde hay gente muy necesitada, con problemas de adicciones o ex combatientes que no puede reinsertarse en la sociedad. Han logrado demostrar cómo gracias a la experiencia de la MT se puede potenciar la inteligencia y la creatividad en los niños. Es muy interesante cómo la educación que nosotros recibimos, todos, vos y yo, es una educación más basada en la experiencia objetiva, en los resultados. Nos han llenado de información y con este tipo de educación sólo se estimula una muy pequeña parte de nuestra capacidades cerebrales. Nos ha faltado la parte subjetiva, la emocional. El desarrollo de la conciencia del ser humano. Se observó que sumando una meditación de veinte minutos, los chicos empezaban a estar mucho más abiertos, como esponjas, y a absorber el aprendizaje mucho más. Un desarrollo mucho más armónico.

FB: Creés que estamos en un camino positivo? Sos optimista?

LS: Sí claro! Se está produciendo un cambio muy potente de conciencia a nivel global. Se está despertando mucha gente. Y así como hoy se ven cosas muy terribles, vemos esas oscuridades porque también se está encendiendo una luz muy grande y brillante. Yo tengo mucha fe y esperanzas, y agradezco ser parte de este cambio, vivir en este momento de la historia de la humanidad. Porque siento que vamos hacia un lugar mucho más positivo, de más respeto a la tierra, a otros seres. Creo que estamos en ese quiebre y vamos hacia esa transformación de la conciencia. Y por dónde estamos ubicados en el mundo, en nuestra querida Latinoamérica, tenemos un rol fundamental, lo tenemos que asumir. Para cuidar nuestro planeta, nuestra casa.

 

Gracias Liz Solari por la enorme generosidad de brindarnos tu tiempo y tus palabras.

Para leer la parte I de esta entrevista, click aquí.

Facundo Bertranou

Facundo Bertranou

Co-Fundador at Green Vivant
Diseñador gráfico de profesión, entrepreneur del mundo saludable, busca compartir lo que ha aprendido y reunir a expertos en bienestar para hacer de este un mundo más consciente, saludable y mejor.
Facundo Bertranou

Latest posts by Facundo Bertranou

Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.

Recetario FREE con Avena Remojada. La avena asi si!

Suscríbete y recibe Recetas deliciosas con avena remojada.

No compartiremos tus datos, lo prometemos.