Hidroponía: ¿se puede cultivar sin tierra?

Hidroponía: El cultivo en el cual se utiliza agua enriquecida con soluciones minerales en lugar de suelo agrícola es una práctica antigua pero no muy conocida en nuestro país.

Una introducción a este curioso y pintoresco sistema que tiene múltiples ventajas.

El fin de semana pasado fui invitado a la segunda edición del festival gastronómico “Bariloche a la Carta” en donde, entre otras actividades, visité la Huerta Hidropónica Hidroflora, con Silvina Beltrán a la cabeza, quien cultiva las variedades más exóticas de vegetales utilizando esta técnica.

Hidroponía significa “trabajo en agua”. Se trata, básicamente, de cultivar plantas prescindiendo de suelo como vehículo transmisor de nutrientes. Para ello se enriquece el agua con las sustancias minerales que necesitan. El cultivo se ha ido perfeccionando al punto de evaluar qué solución enriquecida es la indicada para cada planta. Aunque los orígenes son inciertos, según historiadores del Siglo VI a.c., los primeros cultivos nombran a Los Jardines Flotantes de China y en Egipto a orillas del Río Nilo.

La ventaja principal es que lo puede realizar cualquier persona, ya que no se requiere de casi ningún espacio físico. En la entrada de “El Obrador”, espacio del cocinero Emiliano Schobert que también visitamos, se exhiben caños de PVC con plantas hidropónicas que quedan muy lindas.

Otra de las ventajas es que se trata de un cultivo conceptualmente orgánico dependiendo del enfoque, ya que se usan sales refinadas como el potasio, calcio, etc. No se suelen usar pesticidas ni activadores de crecimiento ni de floración. El agua que se utiliza en HidroFlora viene de un arroyo de deshielo y se baja el ph del agua con limones.

Lo básico para realizar cultivos en hidroponía es: agua sin cloro, nutrientes y oxigenar el agua. Se puede cultivar todo tipo de plantas. Se puede cultivar: en sustrato, en floating, NFT (Sistema en Hidroflora).

Se sabe: si algo sobra en la Patagonia es el espacio físico, motivo por el cual pregunté a Silvina por qué se decidió por este tipo de cultivo, más propio de lugares como Japón, en donde la tierra ciertamente no sobra. Y su respuesta tuvo mucho sentido: el clima allí en el Sur de la Argentina es riguroso, el suelo no es muy apto para cultivar y la Hidroponía es su respuesta para poder obtener productos de calidad y variedad.

La variedad de especies que cultiva Silvina es muy amplia, yo pude probar varias. Entre los que más me llamaron la atención son la mizuna púrpura con un sabor picante, muy parecido -casi igual- al del wasabi. También había fisalis, conocida en otros países como “uchuva”, cardo mariano -cuyo tallo se utiliza para acompañar la bagna cauda, ficoide glaciar, kale de distintos tipos, hierbas aromáticas como dill, cilantro, perifolio, 7 variedades de albahaca, tomillo limón. Las variedades de vegetales gourmet implican un paraíso para todo cocinero: acedera, komatsuna, pack choi, la ya mencionada mizuna (todos en sus variedades púrpura y verde), verdolaga etc. Flores de borraja, violas, ficoide y más.

El morado de las hojas es una característica de los vegetales de frío. Esto se debe a que, en climas en donde falta sol, las plantas se alimentan de hierro; razón por la cual estos tonos se acentúan en invierno mientras que, en verano, donde el sol está más presente, proliferan los vegetales verdes producidos por la presencia de clorofila. Resulta llamativo lo limpias que son todas las hojas: lógicamente, al no haber tierra se pueden comer directo de la planta. Es como estar en una joyería de lechugas, donde cada plantita asoma por el agujero que se le hace al caño impoluto de PVC. Quizás alguien pueda preguntarse cómo la planta no se ahoga. Sucede que por el caño que se ve en las fotos circula apenas un hilo de agua, y la planta tiene la libertad de correr sus raíces cuando no necesita más alimento. La concentración de nutrientes también varía según las estaciones. En invierno las plantas “comen” más mientras que, en verano, se hidratan más.

Veamos un resumen de ventajas de este tipo de cultivo:

Es ecológico, con esta técnica no se altera el medio ambiente.

Requiere un menor consumo de agua.

Permite usar materiales reciclados (por ejemplo, en una manga de plástico con turba y perlita).

No se requiere el uso de agrotóxicos, ya que no existen enfermedades a nivel raíz. Esto permite producir vegetales de alta calidad.

Beneficios extra:

Sanidad de los cultivos.

Control e higiene en la producción.

Permite vegetales con mejor sabor, color, valores nutricionales.

Aprovechamiento de espacios. Hidroflora cuenta con 50 plantas por metro cuadrado.

Los cultivos están disponibles en cualquier época del año.

Resulta una actividad recreativa para personas de cualquier edad.

Se aprovechan suelos o terrenos en los cuales es imposible practicar la agricultura.

Las desventajas son casi inexistentes. Sí es necesaria una inversión inicial en equipamiento y conocimiento técnico.

Le dedico un último párrafo a la Acuaponía: se trata de la combinación de acuicultura, la cría de animales acuáticos en cautiverio, y la hidroponía. En uno de los episodios que grabé en Berlín durante el rodaje de “Alemania, Tradición y Sabores” visité a dos productores de vegetales acuapónicos móviles. En esta técnica, se utilizan peces en el piso inferior que “abonan” el agua con sus heces las cuales, mediante una solución mineral, se descomponen para alimentar a las plantas que se encuentran en el piso de arriba. Todo este sistema estaba montado arriba de un camión. Silvina no está de acuerdo con esta técnica porque no apoya ninguna forma de cautiverio animal y, a la vez, cuestiona que sea 100% orgánico por el tipo de alimento que se les da a los peces.

Si quieren saber más pueden contactarse con Hidroponia HidroFlora.

Gracias por leer!

Pedro Lambertini

 

Pedro Lambertini

Pedro Lambertini

Pedro Lambertini nació en Córdoba. A los 12 años se mudó a Buenos Aires y desde muy joven viajó por Europa, vinculando la comida y las diferentes culturas. Ya de pequeño cocinaba para familiares y amigos, especialmente influenciado por la cocina italiana de su abuela Rosa Mainero. Más grande, preparaba dulces y tortas por encargo para tiendas. Su experiencia laboral creció pasando por el hotel Caesar (junto a Germán Martitegui y Beatriz Chomnalez) y Sucre (junto a Fernando Trocca), entre otros. Tuvo un proyecto de cocina propia con servicios de pastelería gourmet para bares y restaurantes exclusivos. En 2006, Michael Legge le propuso abrir un restaurante con productos naturales y orgánicos. Así surgió “Natural Deli”, que desde entonces ha aparecido en numerosos medios de prensa, nacionales e internacionales, con sus recetas o prestigiosas críticas gastronómicas.En junio de 2011 se estrena “UNO Único, Natural y Orgánico”, su primer programa de televisión en la señal El gourmet, dedicado a productos de pastelería y panadería integral, utilizando cereales, semillas y granos para lograr productos ricos, nutritivos y novedosos. Desde entonces su presencia televisiva continúa: participó en las temporadas III y IV de la serie “Gourmet Responde”, protagonizó “Frutos de la Sierra. Córdoba” (2012) y en 2013 su tercer ciclo orientado 100% a la cocina saludable desde un lugar poco ortodoxo, filosofía que Pedro permanentemente divulga a través de sus distintas actividades. En 2014 estrenó su primera serie íntegramente grabada en el exterior (Alemania).
Pedro Lambertini

Latest posts by Pedro Lambertini

Sin comentarios aún ¡se el primero!

Los comentarios se encuentran cerrados

Recetario FREE con Avena Remojada. La avena asi si!

Suscríbete y recibe Recetas deliciosas con avena remojada.

No compartiremos tus datos, lo prometemos.