El Yoga y la Mujer: alivio para los dolores menstruales

Tu práctica puede adaptarse durante los días del ciclo menstrual: aprendé qué posturas conviene suspender y cuáles, por el contrario, pueden ayudarte a aliviar los dolores y molestias de esta etapa.

En las culturas ancestrales, la menstruación fue considerada como el gran Poder Interno y Sabiduría. La raíz de la palabra menstruación deriva del Sánscrito mati-ha, significando ambos “Conocimiento” y “Medida”. Tradicionalmente, el Yoga era practicado por hombres. Pero hoy en día, estadísticamente, las que más lo practicamos alrededor del mundo somos mujeres. Es bueno que sepamos, entonces, que durante el ciclo femenino hay posturas para aliviar los dolores y hacer que esos días sean más amenos.

Pattabhi Jois, el creador del método de Ashtanga Yoga, se refiere al tema diciendo que la sangre menstrual es “sucia”; y aunque suena como un término ofensivo, no se trata de misoginia alguna. Recientemente se comprobó que, justo antes de la menstruación, el hígado y los riñones despiden toxinas que son eliminadas del cuerpo junto a la sangre menstrual. Esta desintoxicación mensual que atraviesa la mujer permite proporcionar una explicación del porqué las mujeres tienden a vivir más tiempo que los hombres. Si las mujeres realizan prácticas regulares de Ashtanga la menstruación debería ser aún más eficiente: corta y fuerte, con una duración máxima de 2 a 3 días.  Durante esta etapa del mes, la energía de la mujer empieza a fluir hacia la tierra, con lo cual en el caso de practicar alguna postura invertida se está dirigiendo la energía hacía el lado opuesto. Es recomendable evitar las posturas de inversión y realizar otras que liberen la tensión en el útero. Se puede mantener las piernas en el aire si las caderas y la pelvis están en el suelo, ya que de esa forma no se considera una inversión. El paro de cabeza y la vela no deben ser practicados en esos días.

La práctica de Yoga ayuda mucho a relajar el cuerpo en forma completa y tiene un poder analgésico importante ante los dolores en general. Hay momentos en donde el cuerpo y la mente pesan: en el caso de la mujer, es sobre todo en los días de la menstruación cuando más se siente, y es necesario realizar ejercicios que compensen esta energía que fluye hacia abajo. No hay que exigir el cuerpo por demás. Mi Maestro en India me dijo que si quería tener hijos, no forzara más de la cuenta y que no realizara posturas invertidas durante mi período menstrual. “En esos días no es el momento de perfeccionar un asana, es momento de relajar el útero” Se trata de una práctica consciente, mental y físicamente.

De todas maneras, hay mujeres que continúan su práctica normal de Yoga sin alteraciones. Otras en cambio, se sienten débiles los primeros días, en los cuales no practican posturas invertidas. La práctica de Ashtanga puede ayudar a la mujer con los siguientes problemas menstruales:

  • Amenorrea (cuando el período menstrual se interrumpe o disminuye bruscamente por un período de tiempo). Gesta Iyengar (hija de B.K.S. Iyengar) recomienda posiciones invertidas para incrementar el torrente sanguíneo y balancear el sistema endocrinológico, posiciones de curvas para el hígado y posiciones de torsiones para los órganos internos. Aumentar el número de respiraciones durante estas posiciones en sus prácticas diarias la ayudará.
  • Dolores Menstruales: Posturas “Badha Konasana” y respiraciones Ujjayi ayudan a este problema.

 

Espero les haya sido útil esta nota. Les aclaro a todas las mujeres que, como ya sabrán, el Yoga es una práctica vivencial y es bueno que tengan conciencia de su cuerpo. Para cada una de nosotras el ciclo es particular y diferente, entonces las invito a buscar una manera amena de practicar Yoga. La decisión de no realizar posturas invertidas durante el periodo es muy personal, escuchen lo que su cuerpo les dice. Siempre nos habla.

 

Posturas recomendadas:

Beneficios de Ustrasana, el camello: 
Es apta para mujeres embarazadas. De padecer algún problema digestivo o excretor también alivia esta postura alivia los síntomas. No es recomendable realizar Ustrasana en personas con hipertiroidismo o artrosis cervical.
En días del ciclo femenino es muy beneficiosa ya que descomprime la zona aliviando los dolores.

Postura del niño o Balasana: 
Alivia dolores menstruales, dolores de cintura y relaja el cuerpo en general. Muy buena para trabajar desde la respiración en esa posición ya que hay una presión natural que permite que la zona se relaje, sobre todo los órganos internos. Alivia también dolores de cabeza y mareos.

Baddhakonasana: 
La flexión hacia adelante con la cadera abierta hace que se relaje la cadera y pelvis, por ende los órganos internos  que están en la zona también se relajan. Calma dolores menstruales.

 

Namasté 

Fuente de consulta de esta columna: Geeta S. Iyengar – Yoga para la mujer

Mariana Alegre

Profesora de Ashtanga Yoga, escritora, blogger y fan de Bruce Lee. Amante de los viajes Yogis y del te chai. Enseña el Yoga con pasión y organiza viajes a India todos los años promoviendo su cultura y cultivando mas conocimiento Yógico.
Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.

Recetario FREE con Avena Remojada. La avena asi si!

Suscríbete y recibe Recetas deliciosas con avena remojada.

No compartiremos tus datos, lo prometemos.