Rectificación cervical, punto por punto

Me han consultado bastante por un tema tan actual como la “Rectificación cervical” ¿Qué es, y por qué sucede? Además, ejercicios simples para aliviar contracturas y dolores cervicales. 

La columna vertebral tiene dos curvaturas naturales: una en la zona cervical y otra en la zona lumbar, lo que se denominaría una lordosis natural. Pero luego existen personas con dos curvaturas diferentes: las que son hacia adelante y las que son hacia atrás. Las curvaturas que son hacia adelante, es decir, con la convexidad (la parte superior de un arco iris) hacia adelante, se llaman “Lordosis”. Existen dos lordosis en la columna vertebral: la primera es en el cuello y la segunda es en la espalda baja. De ahí los términos lordosis cervical y lordosis lumbar. La otra curvatura se llama “Cifosis”. La cifosis existe en el área dorsal. La rectificación de la columna sucede, entonces, cuando esa curvatura natural sufre una modificación por factores espontáneos o exógenos.

Estadísticas actuales hablan de que al menos un 11% por ciento de la población nace con una rectificación cervical. Esto se debe a la posición del bebé en el vientre materno. Por eso es importante realizar los estudios pertinentes durante el embarazo y controlar que la columna de tus hijos se forme de la manera correcta durante el crecimiento del niño/a, ya que una columna con una pequeña o alta desviación va a hacer que el resto del cuerpo se acomode para compensar esta falla y de ahí en más puede dar origen a otros problemas en nuestro cuerpo, más difíciles de tratar con los años.

Hay otros trastornos que hacen que las personas padezcan de rectificación cervical, entre ellos: stress, accidentes de auto, golpes, caídas y malas posturas.
En los casos de accidentes de auto, al frenar de golpe o por el impacto mismo del choque, el cuello sufre un gran trauma que es un estiramiento violento, al cual se lo llama chicotazo o latigazo. Esto tiene como consecuencia muchas veces una rectificación en la zona cervical. Es fundamental para todos hacer radiografías de columna luego de tener un episodio de este tipo. Cuanto menos tiempo pase será más fácil de resolver. Con respecto a las malas posturas, deberíamos empezar a sentarnos derechos y colocar nuestro cuello en correcta posición. Estar todo el tiempo mirando hacia abajo en busca de actualizarnos con nuestros celulares ya es una mala postura, al igual que pasar mirando la pantalla de la computadora varias horas al día.

Si el objetivo es corregir la postura, lo mejor es realizar ejercicios para ir flexibilizando la columna de a poco. Las personas que tienen las cervicales rectificadas no van a poder realizar ciertas posturas en una clase de Yoga, pero otras les traerán muchos beneficios.

Les paso aquí unos ejercicios simples para aliviar contracturas y dolores cervicales.
Aclaro que siempre es conveniente consultar a un profesional calificado; y en caso de tomar clases de Yoga, hacerlo con un profesor con experiencia, averiguar dónde se formó y qué experiencia tiene. Puntos muy importantes.
Ejercicios para cervicales, apto para todas las edades, para descontracturar el cuello, la parte superior de la espalda y aflojar la garganta.

La práctica de Yoga es muy beneficiosa para mejorar la postura y contracturas musculares y por ellos para las cervicales rectificadas . Esta disciplina debe ejercitarse regularmente, así los resultados son duraderos y no pasajeros. Aquí tienen algunos ejercicios simples que pueden realizar en sus casas.

1. Sentarse con la columna derecha, no hace falta que sea en el piso, puede ser en una silla. Si prefiere el suelo, puede usar un almohadón o cojín.

2. Rotar el cuello hacía la derecha, inhalando hacía adelante de hombro a hombro, exhalando hacia atrás. Cinco veces hacia un lado y cinco veces hacia el otro.

3. Luego detenernos hacia un lado, llevando la mano hacía la cabeza soltando el peso del brazo sobre el cuello, estirándolo. Mientras, la respiración es lenta y pareja. Sostenemos 10 respiraciones de un lado y 10 respiraciones del otro.

 

cervical-yoga-solucion1

 

4. Luego entrecruzamos los dedos de las manos y los llevamos sobre la cabeza, justo arriba de la nuca. Inhalamos profundo y al exhalar dejamos que la cabeza se relaje hacia adelante y soltamos el peso de nuestros brazos, de modo tal que se junten un poco los codos. Nos relajamos en esta posición 10 respiraciones.

 

cervical-yoga-solucion2

 

Lo más importante es la respiración. Mientras giras el cuello de un lado a otro en el punto 1, si notas que hay algún lugar de tensión, detenete y respira de manera profunda en ese lugar.
Si el área del cuello está muy contracturada, tomá una ducha caliente dejando el agua correr en la zona afectada unos 5 o 10 minutos. Luego realizá estos ejercicios. Se recomienda estar en un lugar alejado de sonidos externos fuertes para poder concentrarnos en la respiración y tomar conciencia de nuestro cuerpo.

Mariana Alegre

Profesora de Ashtanga Yoga, escritora, blogger y fan de Bruce Lee. Amante de los viajes Yogis y del te chai. Enseña el Yoga con pasión y organiza viajes a India todos los años promoviendo su cultura y cultivando mas conocimiento Yógico.
Sin comentarios aún ¡se el primero!

Los comentarios se encuentran cerrados

Recetario FREE con Avena Remojada. La avena asi si!

Suscríbete y recibe Recetas deliciosas con avena remojada.

No compartiremos tus datos, lo prometemos.