Cami Riganti: “Mi estrés se redujo en casi un 90 por ciento gracias al yoga”

Los “quintillizos Riganti” crecieron y hoy hablamos con Cami que comparte sus 3 tips para llevar una vida “Green Vivant”.

Camila es profesora de danza y yoga. Dedicada cien por ciento al yoga, nos cuenta cómo encontró la manera de balancear sus energías y actividades. Medita y da clases en “Namasté” desde donde comparte su experiencia para que sus alumnos también puedan “encontrarse en una postura, un movimiento” y de esta manera lograr la calma y relajación que van a buscar.

– ¿De qué manera el yoga cambió tu vida?

Creo que principalmente buscaba una manera de calmar mi mente y relajarme un poco. Hice la carrera de danza contemporánea y estaba bailando mucho todos los días. Al rededor de seis o siete horas… Había una profesora que introdujo los saludos del sol del yoga en una clase y ahí me empezó a interesar. Empecé a tomar más prácticas con el objetivo de calmar el ritmo, la mente y el estado de vida que tenía.

– ¿Cómo era ese estado de vida?

Era corriendo todo el tiempo entre audiciones, castings y compañías. También daba clases de danzas, tomaba todas las que podía y seguía haciendo la carrera. No tenía ni tiempo para almorzar prácticamente. No sólo me calmó mucho el ritmo, sino que me estabilizó el ritmo cardíaco, que venía a mil, y mi tiempo. De repente, con respiraciones y otros ejercicios que me venían dando, podía manejar más el tiempo y hacerlo que dure más. El estrés se redujo casi en un 90 por ciento…

– ¿Cómo lográs generar un balance entre el tiempo que lleva este trabajo personal con el profesional?

Hoy en día me dedico al cien por ciento al yoga y sus ramas. Hago meditaciones, prácticas, doy clases. Gracias a la organización que tengo puedo balancear todas las actividades. Lo que sí, siempre priorizo dormir las ocho horas y estar bien descansada, para así poder arrancar bien el día y todas las actividades que tengo. Igual, no me saturo de trabajo, sino que elijo las clases que tomar. Y si bien doy unas tres clases por día, les pongo todo de mí, porque quiero que las personas se lleven aprendizajes y buenas prácticas.

– ¿Practicar yoga es una práctica cada vez más usual?

Sí, porque no es el yoga oriental, sino que se tuvo adaptar al occidente y a los países donde vivimos. Las personas tienen mucho menos tiempo, trabajan más de ocho horas por día y andan corriendo de un lado para el otro. Yo intento adaptarlo a las personas para que no sea una línea estricta donde vos entres a una práctica, no te encuentres y te tengas que ir. Intento que cada persona se encuentre al menos en una postura, un movimiento, para que desee quedarse. Creo que desestructurarlo un poco y adaptarlo a cada persona es la clave del yoga moderno.  

– ¿Tenés algún tipo de rutina diaria?

Sí. Ni bien me despierto, siempre tengo un mantra, una frase positiva, para comenzar el día. Antes de irme a dormir hago respiraciones cuadradas. Retenés el mismo tiempo de inhalación que de exhalación.

– ¿Seguís alguna dieta en particular?

Acepto cualquier tipo de alimentación, obviamente a excepción de la comida chatarra y los alimentos procesados. Por mi parte no soy vegetariana, como pescado. Pero acepto cualquier tipo de alimentación vegetariana y vegana, si bien hay que complementarlas con otro tipo de proteínas y nutrientes. No recomiendo ingerir carnes antes de las prácticas porque la proteína es mucho más compleja y difícil de sintetizar, lo que hace que dificulte la actividad. Además, tengo huertas y hago mis propias bebidas.

 

TRES CONSEJOS DE CAMI RIGANTI PARA UNA VIDA GREEN VIVANT

  1. Agradecer siempre cuando uno se despierta la salud que tiene y el presente.
  2. Lograr ir por la vida más simple, sin complicarse por cosas que no tienen solución en el momento.
  3. Disfrutar de los momentos presentes con la familia y gente cercana, porque tal vez luego se pierdan.
Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant
2 Comentaros
  1. Qué buena experiencia has y estás transitando siendo tan jovencita. Y qué bueno que la puedas transmitir a otros con tanta simpleza y sabiduría. Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.