¿Cómo lograr un six pack?

Lograr el famoso six pack no es tarea fácil pero tampoco es imposible. Con estos consejos y mucha disciplina podremos conseguir un abdomen firme, sano y bien marcado.

La clave para lograr un six pack es 70% alimentación y 30% entrenamiento. Muchos caen en la trampa de hacer miles de abdominales sin prestar atención a la comida, un gran esfuerzo sin sentido que conduce a la frustración.

Los abdominales son los músculos que están en la zona media de nuestro cuerpo y que involucramos en casi todos los movimientos de nuestro torso. Son fundamentales a la hora de mantenernos erguidos y con una postura adecuada. También son los encargados de proteger nuestra columna vertebral.

Para sacar a relucir nuestros abdominales y relucir un six pack es necesario un bajo porcentaje de grasa en nuestro cuerpo. Esto solo se consigue con una alimentación saludable y equilibrada. Evita los alimentos altos en azúcares y en grasas saturadas. Consume más frutas, verduras y carnes magras, bebe agua y no saltees comidas. El té verde ayuda, pero no hace milagros. El alcohol hace milagros, pero no ayuda.

A la hora de entrenar trabaja tu abdomen como lo haces con cualquier otro músculo, no es necesario hacer grandes cantidades de repeticiones. Es un error frecuente hacer 500 abdominales y más, ésto no conduce a nada. ¿Qué tal unas 500 sentadillas? Imposible.

El cuerpo siempre responde mejor al estímulo de mayor intensidad en poco tiempo.  Asegúrate de trabajar la parte inferior, superior y media con ejercicios que no superen las 15 repeticiones pero que cueste llegar a la última.

Las sentadillas y el peso muerto son grandes ejercicios de piernas que hacen trabajar mucho a los abdominales. Busca ejercicios que no te salgan fácilmente, como los típicos ejercicios. Otro tip es realizar ejercicios isométricos como la “plancha”, un minuto de duración es un buen tiempo, y si llegas fácilmente prueba con algo de peso sobre la espalda. Estos ejercicios son ideales porque involucran toda nuestra zona media de manera completa.

 Si bien los abdominales son un músculo como cualquier otro, tienen una recuperación más rápida. No abuses de esto y dale descanso entre cada entrenamiento. Tres veces por semana es una buena frecuencia para entrenarlos.

No basta con tener una zona media fuerte, si tú porcentaje de grasa es alto no será visible. Acompaña tu rutina con entrenamiento aeróbico: correr, caminar, bicicleta. Es una gran ayuda para reducir el tejido adiposo del abdomen.

Recuerda, 70% alimentación y 30% entrenamiento. Y como siempre, es fundamental la constancia y disciplina que solo podemos conseguir disfrutando del proceso y los resultados. ¡Adelante!

Ramiro Pedeuboy

Ramiro Pedeuboy

Modelo, técnico en nutrición deportiva. Crossfitero. Amante del fitness y de la vida saludable.
Ramiro Pedeuboy

Latest posts by Ramiro Pedeuboy

Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.