En su nuevo libro Aprender a correr, Santiago García presenta un manual posible para principiantes, pero también para corredores experimentados. La combinación perfecta de los tips más básicos con los consejos de los especialistas, que comparten sus secretos para que hagamos del running la experiencia más importante y satisfactoria de nuestras vidas.

La necesidad de aliviar muchos de los trastornos psicológi­cos que padecen las personas, sin duda, es uno de los más gran­des motivos para empezar a correr. La palabra clave es aliviar, en particular cuando se habla de depresión. Muchos especialistas recomiendan el ejercicio como una forma efectiva para me­jorar el estado de sus pacientes. Pero correr no hace magia, correr ayuda y es un gran complemento para aliviar todos estos estados. Aquellas personas que padecen angustia han mejorado mucho su situación al empezar a correr y claramente el estrés también se calma corriendo. No desaparecen los problemas, pero es cierto que uno puede detener un poco la rueda y pen­sar con más claridad y menos desesperación. Las endorfinas, se sabe, son antidepresivas y al correr, las generamos. También los ataques de pánico se ven aliviados cuando uno conecta con el ejercicio físico. Correr es salir al exterior, estar en contacto con el medio ambiente; además, estar al sol también es un factor antidepresivo, ya que entre otras cosas el sol aporta vitamina D.

No estamos hablando de un tratamiento, sino de una forma de aplacar o combatir aspectos de esos trastornos. La mayoría de los corredores, cuando sale a correr, siente un alivio en la angustia o en el estrés. El bienestar del ejercicio físico es no­table y es uno de los principales motivos por el cual, una vez que entran en el mundo del running, los corredores ya no lo abandonan. La posibilidad de sentirse bien con uno mismo y de despejar la cabeza es un gran motivo para arrancar a correr.

Hacer ejercicio: este es el consejo más elemental y no por eso menos acertado que escucharán cuando se habla de bienes­tar físico. ¿Pero a qué llamamos bienestar físico? Por supuesto se trata de buena salud. La vida sedentaria aumenta el riesgo de una muerte prematura. Para las personas que hacen actividad física, abandonar el tabaquismo resulta más fácil, así como también me­jorar la dieta. El ejercicio físico motiva, pero el running motiva aún más a llevar una vida sana a medida que pasan los días. Ver a otros corredores avanzar, conocer historias de personas que eran completamente sedentarias y que cambiaron su vida por correr, hace que sea mucho más fácil mejorar la salud y el cui­dado físico. La Organización Mundial de la Salud advierte que el sedentarismo influye en la salud de forma tan nociva como la mala alimentación, el tabaquismo o el consumo de alcohol. El riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares se duplica para quienes no hacen actividad física.

El bienestar general se siente de forma bastante rápida cuando uno empieza a correr. Aunque uno lo haga de forma suave y progresiva, la salud cambia. Así que el consejo médico de hacer ejercicio es real. Lo que el running le trajo de nuevo al mundo es que ese ejercicio físico deja de ser una molesta obligación médica, como tomar un jarabe horrible, y pasa a ser algo bueno que a la vez es divertido y nos hace felices mientras lo practicamos. Esa es, una vez más, una de las claves de por qué el running se ha convertido en un fenómeno mundial.

 

Más info acá http://bit.ly/2gFPGPV

Empezá a leer http://bit.ly/2vZxVNc

 

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant

Latest posts by Green Vivant

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.