Vigilia de pascuas: Recetas alternativas al salmón rosado para amantes del pescado y del sushi… pero no de los antibióticos

En esta vigilia de pascuas ¿Qué receta podemos usar para sustituir al salmón en la cocina que sea igual de rico pero nos libre de sus antibióticos?

Seguramente quienes viven al sur del continente americano ya lo oyeron una o muchas veces: el salmón que se consigue en nuestras latitudes no es bueno para nuestro organismo. Sólo se comercializa el de criaderos, generalmente chilenos, producidos bajo condiciones de hacinamiento muy desfavorables y en compensación, llenos de antibióticos y colorantes para mantenerlos vivos y darles el tono anaranjado que tanto nos seduce. Nada de esto es bueno para el salmón ni mucho menos para sus consumidores: por eso, si queremos seguir comiendo pescado, es mejor elegir otros a menos que puedan optar por especímenes salvajes (una rareza, verdaderamente)  o que viajen, por ejemplo a Canadá u otras zonas donde su crianza sea mejor.

Dicho todo esto, les propongo que no se desanimen. Antes de llorar por el sushi perdido o deprimirse por la pérdida del amigo anaranjado, les cuento que podemos elegir sustitutos muy ricos, algunos increíblemente parecidos, y de paso ampliar nuestra paleta de sabores e ingredientes.

  •  Lo mejor: trucha o truchón

La trucha es un salmónido (pariente del salmón) que se cría y pesca en muchas mejores condiciones en Argentina y países aledaños. El truchón es verdaderamente parecido y su sabor no tiene desperdicio. Se los recomiendo mucho para sushi y para este plato.

  • Otros pescados grasos

Una de las razones por las que el salmón es tan delicioso es su porcentaje de grasa (no teman, nunca se acerca a una cantidad que nos dañe). Elegir otros pescados con cierto tenor graso puede ser una forma de reconciliarnos: la lisa, si bien es un pescado de río, es también muy buena y más que agradable al paladar.

  • Para comerlos crudos

Hay muchos pescados blancos ricos para preparar sushi, ceviche y tiradito, es decir platos sin cocción, que de hecho son tradicionales y suelen emplearse en las recetas clásicas de esos platos. En sushi se aprovecha mucho el mero, por ejemplo. El ceviche de lenguado es delicioso y el tiradito de pejerrey también queda genial.

  • Sushi & co.

Si tu obsesión es el sushi, no sólo podés elegir los pescados mencionados anteriormente. Podrías apostar al langostino, el pulpo o el camarón; y no olvidemos tampoco el sushi vegetariano o hasta vegano, con una variedad enorme de posibilidades. Palta, pepino y queso de cajú; mango, palta y tofu; tortilla de huevo, verdeo y espinaca son sólo algunas ideas para disfrutar en forma de rolls, temaki o maki.

Lo más importante es empezar a desprendernos de los alimentos que sabemos efectivamente que nos hacen daño. Desde ahí, el camino hacia una mejor nutrición está realmente en nuestras manos!

Natalia Kiako

Natalia Kiako

Fundadora at Kiako, the Cook
Autora del libro "Cómo Como": Un manual de autoayuda en la cocina saludable (Sudamericana) y del blog de recetas Kiako, the cook. Codirige Kiako-Anich (comunicación hecha con textura) y colabora periodísticamente en temas culturales y gastronómicos con medios como Revista Brando, GreenVivant y muchos otros. A la sazón es Licenciada en Letras, mamá de Julia, corredora bajo perfil y curiosa como un gato.
Natalia Kiako
Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.

Recetario FREE con Avena Remojada. La avena asi si!

Suscríbete y recibe Recetas deliciosas con avena remojada.

No compartiremos tus datos, lo prometemos.