5 recetas saludables con avena remojada

Les paso algunas recetas donde puede aplicarse la avena remojada y queda (les prometo) riquísima, además de ser bastante simples.

Seguramente hayas escuchado la polémica acerca del uso de la avena: hay quienes dicen que sólo debemos consumirla fermentada y / o remojada. La mayoría no tenemos ni idea, y aunque nos suena sensato el argumento… qué pánico tener que soltar todas nuestras recetas! Nosotros, que nos acostumbramos a hacer las galletitas más fáciles y las tortas más ricas con ayuda de este ingrediente tan simple, nos agarramos la cabeza.

No desesperen. Después de pensarlo bien y probar algunas veces, les cuento que el miedo se va y llega la revelación. Usar la avena remojada de este modo no es para nada difícil, y comprobé en gran medida sus beneficios para la digestión de aquellos que la encontraban pesada o los distendía.

El principio básico es sencillo: remojar la avena en agua y, de ser posible, con un medio ácido como vinagre y limón, apenas unas cucharadas, para potenciar sus beneficios antes de cocinarla. Debemos dejarla reposar unas 12 horas y recién entonces usarla, lo cual no es tan grave, verdad? Tal y como hacemos con las legumbres sin quejarnos demasiado.

Les paso algunas recetas donde puede aplicarse la avena remojada y queda (les prometo) riquísima, además de ser bastante simples.

  • Esta receta de Alex Von Foerster (el mismo autor del artículo de la avena que generó tanta polémica) es sencillísima y sirve de base para variaciones de todo tipo. Prueben tal cual explica en el video que además es hermoso.
  • En porridge o crema de avena para el desayuno. Preparo de esta forma la avena para el desayuno de mi hija desde que empezó a hacer frío y es una de las cosas que más le gusta en la vida. Si se olvidan la avena remojando en la heladera con leche (o leche vegetal) un día o más, queda todavía más cremosa. Arriba, al servir, fruta fresca, miel o compota. Un lujo.
  • Como espesante o “enriquecedor” para sopas. Simplemente agreguen 3 o 4 cucharadas de la avena ya remojada como indiqué antes a cualquier sopa, procesen o licúen y cocinen en una olla hasta que espese la preparación queda riquísimo, de hermosa textura y los nutrientes se van al techo.
  • Para hacer las típicas galletitas de avena. Uno de los principales usos que le damos a este cereal. Verdad? Simplemente omitan el líquido de la receta elegida (sea leche, agua o jugo) y en caso de que no lleve líquido, anímense a omitir el huevo que no les hará falta. A esa masa le agregarán el endulzante elegido, saborizantes como canela o jengibre, si quieren algo de linaza y en caso de que sea demasiado chirle, un poco de harina integral o harina de arroz extra hasta que la masa “tome”. Al horno!

Para terminar, la recomendación más importante de todas: pierdan el miedo a experimentar. Prueben. Varíen. Adapten las recetas siguiendo su propio criterio, en el que más deben confiar, siempre que hagan las cosas con consciencia e información. Y disfruten cocinando!

Natalia Kiako

Natalia Kiako

Fundadora at Kiako, the Cook
Autora del libro "Cómo Como": Un manual de autoayuda en la cocina saludable (Sudamericana) y del blog de recetas Kiako, the cook. Codirige Kiako-Anich (comunicación hecha con textura) y colabora periodísticamente en temas culturales y gastronómicos con medios como Revista Brando, GreenVivant y muchos otros. A la sazón es Licenciada en Letras, mamá de Julia, corredora bajo perfil y curiosa como un gato.
Natalia Kiako
Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.

Guía de Smoothies Detox FREE!

Suscríbete y recibe La Guía Green Vivant para desintoxicar tu organismo en 3 días con Smoothies Detox.

No compartiremos tus datos, lo prometemos.