¿De qué hablamos cuando nos referimos al naturismo? ¿Nos hicimos alguna vez esa pregunta? La alimentación natural es aquella que utiliza los alimentos en su forma completa, sin modificaciones ni agregados (productos industrializados). Es una alimentación coherente con la naturaleza y con nuestro estado natural: la salud.

La Alimentación Natural es vegetariana. Es la que nos permite consumir la mayor parte de alimentos en su estado original, esto es: variedad de frutas frescas y vegetales, respetando lo que nos ofrece cada estación, frutas secas, semillas, cereales, legumbres. Es importante procurar conseguir alimentos de procedencia orgánica, evitando los modificados genéticamente o cultivados con el uso de agroquímicos (de no ser posible, debemos lavar y pelar correctamente frutas y vegetales).

La mejor manera de consumir estos alimentos será como la naturaleza los preparó para nosotros:

Íntegros:

Cuando comemos un alimento completo, tal como nos lo ofrece la naturaleza, todos sus componentes están en equilibrio y así logra brindarnos sus nutrientes de manera armónica. Cuando por el contrario, los alimentos son industrializados, se les quita o agrega componentes (mediante procesos de refinamiento): se los empobrece y desnaturaliza, y por eso vamos a estar expuestos a carencias o excesos de alguno de esos componentes, lo que nos va a llevar a perder la armonía y plenitud primero y la salud después.

Para complicar aún más la situación, los alimentos industrializados contienen sustancias que no pertenecen a la naturaleza sino que son elaboradas en laboratorios: me refiero a los conservantes, colorantes, aromatizantes, saborizantes, edulcorantes, etc. Estas sustancias van a ser reconocidas por nuestro organismo como “extrañas” y por lo tanto van a afectar a nuestro sistema inmunológico.

Crudos:

Al cocinar los alimentos vamos a perder la parte más vital que podían brindarnos: las vitaminas, los minerales y las enzimas.

Incluiremos también otros tipos de alimentos que necesitan cocción, como cereales integrales, legumbres, huevos, eligiendo los métodos menos perjudiciales: vapor, wok.

Existen muchas líneas de pensamiento naturistas, están los vegetarianos, los veganos, los crudivoristas, los frugívoros, los higienistas, la macrobiótica, la medicina china, el ayurveda, y más… Todas estas culturas, con sus diferencias, tienen a la vez un punto en común: una sabiduría ancestral conectada a la naturaleza.

Lo importante es no caer en fundamentalismos, informarse, tomar de cada una de estas escuelas lo que más “resuene” con nosotros en cada momento y en cada organismo, recordando que la mejor manera de iniciar este camino es paulatinamente, ya que debemos adaptarnos física y conductualmente a esta modalidad.

La propuesta es ir despertando nuestra consciencia para desarrollar una Soberanía Alimentaria que nos permita ser independientes de mandatos culturales e intereses de la Industria Alimentaria. Retornaremos a nuestro estado original: La Salud.

Ese es el espíritu de todas mis notas para Green Vivant.

Hasta la próxima!

Laura Serna

 

Laura Serna

Laura Serna

Lic. Nutrición, Naturista. Inicie mi formación en la Uba, luego me especialicé en Obesidad y Diabetes en Favaloro. Surgieron en mi camino intereses que me llevaron a investigar y formarme en otros ámbitos y a través de esta búsqueda hoy elijo esta Nutrición Holísitca.
Laura Serna
No Comments Yet

Comments are closed