¿Por qué cultivar nuestras propias aromáticas?

Hablando con gente con la cual comparto mi placer por la gastronomía y mi amor por las plantas, descubrí que los motivos por los cuales una persona puede decidirse a iniciar una huerta urbana (aún con un espacio reducido) pueden ser de lo más variados.

Los que siguen son excelentes motivos para decidirte a cultivar y tener siempre a mano tus propias aromáticas. Algunos muy típicos y otros menos obvios, casi secretos:

– para cocinar con hierbas frescas o secas,

– para aromatizar el mate con la frescura del poleo o el cedrón,
– para preparar un aderezo con ciboulette o lemon grass y tenerlo listo en la heladera. Aquí encontrás mi receta.
– entre los amantes de la buena mesa, las sales aromatizadas y los aceites y vinagres saborizados con hierbas y especias son atesorados casi como ingredientes secretos.
– Para los que gustan de preparar sus propios tragos, sin duda, es más que motivador contar con hierbas como el tomillo o la menta recién cortadas para hacer un syrup refrescante.
– Hay quienes me ratificaron el uso de ciertas aromáticas como la lavanda y el laurel para ahuyentar insectos de los placares y de las alacenas de la cocina. De manera similar, los fanáticos de la huerta agroecológica no dudan en sembrar las semillas de las aromáticas de estación para mantener a raya las plagas.
– Otros recomiendan los beneficios de la manzanilla, no solo como infusión relajante, sino también como desinflamante de la piel, aplicándola en forma de compresas frías. Asimismo, es conocido en el ámbito de la cosmética capilar el resultado que ofrece el champú de manzanilla para cabellos rubios naturales.

Y, obviamente, también estamos los que consideramos a la huerta más allá de sus prácticos resultados, como una actividad de laborterapia y como un “cable a tierra”. Y a vos, ¿cuál te parece el motivo más seductor para cultivar?

¡Hasta la próxima!

 

Andrea Fernandez Bernardi

Andrea Fernandez Bernardi

Es promotora del Plan Prohuerta-INTA y profesional de la gastronomía. El amor por las plantas y la cocina, y el contacto y el respeto por la naturaleza en todas sus formas, los recibió de dos grandes mujeres: su abuela y su mamá respectivamente. La curiosidad y avidez de conocimientos guiaron a la buena lectura, a los idiomas y al arte. Todo esto confluyó en su vocación emprendedora. Hoy va por la vida compartiendo lo que aprendió y abriendo puertas al conocimiento y la formación. Ha recibido reconocimientos institucionales, por su desempeño y labor, que renuevan su compromiso y convicción por la cocina saludable y la divulgación de hábitos ecosustentables.
Andrea Fernandez Bernardi

Latest posts by Andrea Fernandez Bernardi

Sin comentarios aún ¡se el primero!

Los comentarios se encuentran cerrados