Infusiones y tipos de té ¿Cuándo y cuáles conviene beber?

Arranca la temporada alta de infusiones! Diferentes tipos de té que además de reconfortarnos, aportan beneficios. El té de manzanilla es uno de los recomendados, descubre el resto!

En la consulta de nutrición es normal que muchos se pregunten si “pueden” o no tomar infusiones, manzanilla, té, etc. En realidad no habría problema. Claro que depende de qué infusión estemos hablando, y si alguien tiene una patología como tal, recuerden que siempre hablo de manera general, y dirigido a personas con una salud correcta. También es importante avisar sobre algunas infusiones “depurativas” o “detox“, que no siempre son lo que parecen.

Este tipo de bebidas o complementos alimenticios no los recomiendo. No forman parte de mi práctica profesional, y no son más que engaños al púbico general, NO funcionan. No por tomar una bebida, preparado, merengada, o infusión “limpiadora” o quema grasa, se va a perder peso. Si esto fuera así, no existiría la obesidad, el sobrepeso, etc. Recuerden eso, por favor.

ENTONCES, ¿PUEDO INCLUIRLAS?

Ok, las infusiones o tipos de té como el rooibos, manzanilla, tisanas, meta poleo, etc., pueden ser beneficiosas, útiles, y formar parte de un plan alimentario sin ningún problema. La manzanilla es una de mis favoritas. En invierno es mi mejor aliada, porque tomar agua fría a veces no apetece tanto en esa época. Esta infusión, además, se suele usar muchísimo para mejorar digestiones, aunque realmente a mi me gusta más que todo por su sabor.

En algunos estudios, está demostrado que puede ayudar a disminuir ansiedad, e incluso insomnio, entre otras condiciones un poco más específicas. Claro que no elimina o “cura” la ansiedad, no se lo tomen literal.  Sin duda, depende de la forma, momento donde la tomemos. Si la usamos para relajarnos, en un lugar tranquilo y con consciencia, seguro que tiene un efecto ideal.

Además, las infusiones cuentan como hidratación también. Se pueden utilizar a lo largo del día, y serían parte de la ingesta hídrica diaria. En caso de que no te guste o no te apetezca tomar mucha agua, sobre todo cuando hace frío, las puedes utilizar como ayuda para llegar a tu requerimiento de líquidos diarios.

¿CUÁNDO?

Nada en exceso en la nutrición es favorable. No es necesario, ni recomendable, que se abuse del consumo de estas sustancias. No por consumirlas vamos a conseguir perder grasa. Sin embargo en caso de retención de líquidos, de hinchazón abdominal, o de flatulencias, si que podría venir genial su inclusión en la rutina.

También es importante que se diferencien las infusiones, de los tés y el café. Estos últimos no los recomendaría incluir justo después de comer, como se suele pensar a veces (por la digestión), porque inhiben la absorción de hierro. Esto en vegetarianos. o personas con historia de anemia es fundamental conocerlo.

Entonces, SI a las infusiones. Son un complemento ideal para nuestro plan de alimentación.

¿Ustedes de qué manera las toman? Ya me contarán 🙂

Victoria Lozada

Victoria Lozada

Victoria Lozada, Nutricionista graduada en la Universidad Central de Venezuela. Actualmente vive en Madrid, y estudió un Máster en Trastornos de la Conducta Alimentaria y la Obesidad en la Universidad Europea de Madrid. Está especializada en alimentación vegetariana/vegana, y es apasionada de las redes sociales como herramienta de educación.
Actualmente tiene su consulta en Centro Aleris, en Madrid, y realiza asesorías personalizadas de forma online.

Creó Nutrition is the New Black para fomentar la educación nutricional, apoyando la alimentación natural, consciente, sin obsesiones, y derrumbando mitos.
Victoria Lozada

Latest posts by Victoria Lozada

Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.