La dieta japonesa: hábitos e ingredientes simples para renovar tu cuerpo y tu energía en semanas

La dieta japonesa no es una moda: es la tradición alimentaria ancestral de toda una cultura. Adoptando sus hábitos de vida fuera y dentro de la cocina podemos cuidar el cuerpo y potenciar nuestra energía: ingredientes simples, meditación, paseos y disfrutar de las cosas sencillas.

Seguramente leíste en algún lado que los japoneses son extremadamente longevos y llevan por lo general una saludable existencia incluso en sus últimos años. El secreto no es ninguna pastilla, nada de excentricidades ni restricciones desmesuradas: el equilibro en la dieta y algunos hábitos simples hacen que sus cuerpos sean templos de bienestar. Veamos.

 

Una dieta sencilla, con simples ingredientes

  • Arroz: nadie ignora que es la base de la tradición culinaria japonesa: incluso lo consumen en el desayuno. Se cocina y se come sin aceite y sin mantequilla.
    No olvides que originalmente se consumía siempre el cereal integral y es como debe ser hoy también. No acudas al arroz blanco en grandes proporciones pues es casi equivalente a una dieta de harinas blancas.
  • Fideos: existen especialidades japonesas que son ideales a la hora de incluir en nuestra dieta oriental, muy diferentes a los tallarines occidentales. Explora los udon, somen, ramen, soba…  Tienen diferentes medidas y están elaborados con diferentes tipos de trigo y harinas alternativas con menos carbohidratos o incluso algunas aptas para celíacos, como la harina de arroz o la de trigo sarraceno (que en realidad no es un trigo)Una opción saludable que bien merece la pena probar.
  • Frutas: si te estás preguntando si los japoneses comen postres, la respuesta es ¡por supuesto! Un postre típico es un surtido de frutas de temporada, peladas, cortadas y presentadas de forma bonita. Sobre todo las manzanas, el caqui y las mandarinas. Aportan fibra, azúcares de metabolismo lento y vitaminas a tu cuerpo.
  • Pescado: no falta en la dieta japonesa, especialmente el pescado graso (arenque, sardinas, caballas, salmón y atún). Es posible que seas amantes del sushi, plato originario de Japón, que es un buen ejemplo de los ingredientes que representan esta dieta. 
  •  La soja, el mijo, el tofu.… ricos en calcio y proteínas, unas alternativas a los lácteos tan beneficiosas como saludables, que son ricos además en antioxidantes, reducen el colesterol malo y previenen la diabetes.
  • Té verde. Siempre indispensable para equilibrarnos, alcalinizar el organismo y contribuir a la sensación de saciedad.
  • Vegetales: todas las comidas incluyen combinaciones de verduras como cebollas, pimientos, zanahorias, nabos, berenjenas, brotes de soja, judías rojas o porotos aduki, setas, coles, jengibre, calabazas, brotes de bambú, rábanos y algas marinas.

 

Hábitos saludables

Estas costumbres y hábitos complementan la dieta japonesa para su total eficacia.

  • “Come con los ojos”. No sólo se trata de emplatar bellamente la comida. Al servirla en un plato pequeño y presentarla en bocados reducidos, se saborea cada ingrediente y esto significa controlar la porción. El cerebro tiene más tiempo para darse cuenta de que el cuerpo ya no necesita más alimento. Este es uno de los mejores secretos para comer de forma saludable.
  • Deportes y Artes Marciales. Los japoneses practican deportes como regla general: artes marciales, caza y también los deportes modernos: tenis, golf, etc.
  • Caminar y caminar. Gran parte de los japoneses viaja al trabajo a pie, en bicicleta o en tren. Pasan gran período de tiempo de pie y en su tiempo libre optan por paseos y largas caminatas con mucha frecuencia.
  • Meditación. Las prácticas espirituales que ayudan a equilibrar cuerpo y mente como la meditación son fundamentales en la cultura oriental. Ayudan a balancear nuestra energía y a que nuestra ansiedad se reduzca, buscando cada vez menos satisfacerla con reemplazos como la excesiva alimentación.

 

Como verás no hay secretos más que hábitos saludables y sencillos que están al alcance de tu mano. Todos podemos adoptarlos con facilidad y te invitamos a hacerlo.

 

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant
Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.

Recetario FREE con Avena Remojada. La avena asi si!

Suscríbete y recibe Recetas deliciosas con avena remojada.

No compartiremos tus datos, lo prometemos.