El diente de león posee una raíz larga y gruesa que, al partirse, segrega un líquido blanco y espeso repleto de propiedades. Aunque probablemente las sepamos identificar, los dientes de león cuentan con hojas muy variadas.

El diente de león es una planta perteneciente a la familia de las asteráceas. Hay indicios de que proviene de Europa, pero en la actualidad se ha expandido por casi todos los continentes. Generalmente se pueden observar en caminos, pastizales, prados, siembras directas o en jardines. Los jardineros lo consideran una mala hierba.

Con el paso del tiempo se fueron realizando diferentes análisis, y hoy en día se sabe que el diente de león es una planta con muchísimas propiedades favorables para nuestro organismo. Sin lugar a dudas, es una de las plantas medicinales más populares y novedosas que podemos encontrar en la actualidad.

 

Propiedades y aportes medicinales del diente de león

  • Contiene vitaminas A, B y C, ácido fólico, potasio, silicio, hierro y taninos.
  • Ayuda depurar el hígado.
  • Tiene la capacidad de aumentar la secreción de bilis, lo que favorece a una buena digestión.
  • Es muy útil a la hora de eliminar las toxinas que nuestro organismo estuvo almacenando. Gracias a esta propiedad, regula el colesterol, el ácido úrico, la diabetes y las piedras en el riñón.
  • Recomendado en el proceso de depuración natural de nuestro cuerpo.
  • Actúa como un laxante suave.
  • Calma los problemas circulatorios de las extremidades gracias a su contenido en taninos. Es muy efectivo en casos de varices y hemorroides.
  • Desintoxica el hígado, lo que genera un muy buen funcionamiento del sistema digestivo y, de esta manera, nos ayuda a adelgazar.

 

Diente de león para el cáncer

Hace seis años, Siyaram Pandey, bioquímico de la Universidad de Windsor (Canadá), se puso a estudiar las propiedades que le otorgaba la raíz del diente de león a un ser humano y, descubrió en ella, una serie de probables características anticancerígenas.

Lo que lo motivó en su investigación fue que una paciente de 85 años, a través del consumo de dicha planta en forma de infusión, logró equilibrar sus glóbulos blancos. Con el paso del tiempo, Pandey pudo confirmar que ese líquido que se obtenía de la raíz, podía llegar a destruir células causantes de la leucemia mielomoncítica crónica, sin dañar a las células sanas.

 

¿Cómo se puede consumir?

  • La forma más normal de consumirlo es en infusión. Para lograrlo se deben hervir tanto las hojas como la raíz de la planta. Se recomienda tomar no más de tres tazas al día.
  • El extracto es incluso más concentrado que la infusión. Se puede conseguir en herbolarios o hasta en algunas dietéticas. Es ideal si estamos realizando una depuración bien completa y profunda.
  • También se puede emplear como un sustituto del café. Para esto tenemos que tostar y moler las raíces de la planta. A diferencia del café, esta será una bebida totalmente natural y no tendrá cafeína ni otros estimulantes.
  • Si tenemos la oportunidad de recolectar sus hojas tiernas, no hay ningún inconveniente en añadirlas a ensaladas, tortillas, o incluso usarlas para hacer una salsa. Es importante destacar que tiene un sabor un poco amargo, que es precisamente el que confirma sus propiedades para el hígado, por lo que no se recomienda hecharles mucho.

 

Receta para té de diente de león

Ingredientes

  • 1 cucharada de diente de león fresca o seca.
  • 1 taza de agua.

Procedimiento

  1. Hierve el equivalente a una taza de agua.
  2. Cuando el agua alcance el punto de ebullición, tirale el diente de león.
  3. Dejalo al fuego durante 3 minutos.
  4. Apagá el fuego, tapalo y dejalo reposar durante 5 minutos más.
  5. Colalo y endulzalo a gusto.

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant
No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.