Leche de vaca: verdades y mentiras

Los diferentes motivos que hacen cuestionar los beneficios de la leche de vaca.

 

Cuando éramos niños nos enseñaron lo importante que era tomar leche. Nos iba a brindar huesos resistentes, dientes fuertes y salud. También se instaló la idea de que las señoras en edad premenopáusica debían consumir los lácteos para evitar la tan temida osteoporosis. Seguramente pensaste y esabas seguro de que la única forma de obtener calcio era a través de la leche de vaca.

Con el tiempo, fuimos descubriendo que no era tan así y la leche de vaca tiene cada vez más detractores. Quizás sos uno de los tantos que aún no se enteró que la leche no es tan buena. Pero también cabe la posibilidad de que sepas todo eso y los lácteos te sigan gustando y por eso seguís consumiéndolos.

 

Cada animal produce leche para su cría

El ternero es un animal de unos 200kg y es para quien ha sido diseñada la leche de vaca. En cambio, para nosotros, la naturaleza desarrolló la leche materna. Si naciste alrededor de los años 80probablemente no hayas experimentado esto de forma muy natural, ya que entonces estaba de moda decirle a las mamás que su leche no nos alimentaba, o que producían poca, y es por eso que nos daban leche Nido. Debido a esto, muchas personas sufrían de alergias, asma o sinusitis.

Curiosamente, la leche materna tiene 4 veces más colesterol que la leche de vaca. Sin embargo, que para el desarrollo del cerebro es un fundamental el colesterol. Además, la información inmunológica adquirida por la madre se transmite por vía láctea, vacunando naturalmente al niño con todos sus anticuerpos.

 

El hombre no se desteta

El hombre, por otro lado, es el único animal que después de terminado el destete, sigue tomando leche. Y encima, de otro animal! Es complemente antinatural pretender que eso nos puede servir de algo a nivel de salud. No se descartan las propiedades nutritivas ni culinarias de los lácteos, pero es ilógico que para mantener una buena salud haga falta consumir lácteos.

 

Caseína

La proteína contenida en la leche, llamada caseína, es una estructura gomosa que daña las paredes intestinales, provocando deterioro y permitiendo la permeabilización de tu intestino, dejando de esta manera que cuerpos extraños entren en la sangre. Esto produce las alergias y el moco en exceso.

 

Lactosa

A partir de la adolescencia ya no producís lactasa, que es la enzima encargada de digerir la lactosa presente en la leche. Otro motivo más por el cual se dificulta hacer un análisis aceptable de este producto.

 

Procesos industriales

Por si todo esto fuera poco, la leche que te venden ahora es muy distinta de la que le vendían a tu abuela. Hoy la leche incluye procesos aún antes de salir de la vaca. Porque para regular el período de lactancia se le dan hormonas y para combatir las infecciones que adquiere por su modo de vida antinatural, se le inyectan antibióticos.

Una vez extraída, la leche se homogeoniza, es decir, se bate a grandes velocidades para que la grasa se integre y no se forme la capa de gordura que se hace en la leche cruda cuando se la deja en reposo. De esta manera, las moléculas de grasa se destruyen y se mezclan con el fluido, provocando su oxidación. Finalmente, se la pasteuriza, elevando su temperatura de manera tal que junto con los microbios, también se destruyen las enzimas y las vitaminas. Ah, y para que sea tan blanca, la decoloran con químicos.

 

Fuente de calcio

Se dice que la leche es una gran fuente de calcio. Pero también lo son otros alimentos, como el sésamo, las almendras, la espinaca. Incluso el té bancha tiene 7 veces más calcio que la leche. Por otro lado, hay una teoría que dice que el exceso de fósforo en la sangre es neutralizado con calcio y la mezcla entre ambos es eliminada por la orina. Lo mismo ocurre con otro estudio que parecería indicar que el fósforo inhibe la acción de la vitamina D que ayuda a fijar el calcio.

Por ser la leche de vaca una gran fuente de fósforo (700 mg cada 100grs) y con una cantidad no tan alta de calcio (125 mg cada 100grs), si no tenés otras fuentes de calcio más que la leche, parecería que ese calcio sería utilizado para neutralizar el efecto del fósforo.

 

Fuente: http://www.mangalam.com.ar/verdades-y-mentiras-acerca- de-la- leche-de- vaca/

Otras Fuentes

Otras Fuentes

Green Vivant se hace eco de artículos relevantes, ligados a nuestras temáticas de interés, y los comparte con los lectores. La fuente original siempre está indicada en cada nota.
Otras Fuentes
Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.