Compartir

mariel_yoga

Sí. Leíste bien. No dice Yoga for dummies. Les voy a decir la verdad, no confiaba nada en esto del “Yoga”.

Les voy a contar mi experiencia con esta práctica.

 

Mi primer encuentro con el Yoga fue de la mano de un amigo, un yogui fenomenal que ¡podía pararse en una sola mano! Él estaba muy inmerso en su práctica y decidió llevarme a un centro de Yoga. Todo comenzó con un mantra, al que le siguió una clase guíada. Yo no podía parar de reirme. Miraba a todos como si estuvieran locos: cantando Namaste y algo a Pantalaji.

 

La clase finalizaba en savasana con una meditación guiada: Me decían que sintiera colores en las partes de mi cuerpo. Me reí tanto que… me echaron. Mi segundo encuentro con el yoga fue de la mano de Luana, en una clase abierta en un evento. Ahí conocí a Mariana Alegre, a quien le conté que el Yoga no era lo mío, y  le relaté la experiencia con los colores… Mariana se rió. E instantes más tarde dio una meditación guiada donde de nuevo aparecían los colores. Mi escepticismo continuaba.

 

Meses más tarde decidí ir a probar una clase de Ashtanga con Mariana. Ya me conocía, sabía que me reía en momentos inoportunos y que no veía en colores.

 

Les voy a decir la verdad, la primera clase, no me gustó NADA. Pero salí preocupada. Me di cuenta que no me podía quedar quieta. Así que me dije a mi misma, ¡vamos a terminar un mes!

 

De a poco, aprendí a respetar los tiempos de las posturas. Para luego descubrir que ¡lo que más me cuesta es respirar!

 

Hoy no sé si decirles que el yoga es parte de mi vida, recién son 4 meses desde que practico frecuentemente. Pero ¡no puedo parar!

 

Y eso que …

 

– Todavía le digo piruetas a las asanas.

 

– Mi meta superior es mantener una vertical.

 

Pero les prometo que después de la práctica, las cosas parecen más claras, las soluciones más rápidas, los problemas más sencillos

 

El Yoga te fortalece por fuera y por dentro. Y hoy… Eso, me parece mágico. Mañana no sé.

template_839-1

 

 




Mariel Grinstein

Mariel Grinstein

Marketing at GreenVivant
Mamá, Licenciada en Marketing, cardio-junkie, Cheff, vegana (y por si fuera poco: ¡kosher!)
Mariel Grinstein

Comentarios

Tags: