Compartir

edgar

Durante el embarazo su consumo es aún más importante. Descubre en qué tipo de alimentos lo encuentras.

Los ácidos grasos Omega-3 son muy importantes para una buena salud. Son ácidos esenciales porque el cuerpo humano no puede producirlos y deben ser ingeridos a través de la dieta.

 

Las grasas están compuestas por ácidos, que pueden ser saturados o insaturados. Los ácidos grasos saturados son mayoritariamente de origen animal, aunque también proceden de ciertos aceites como el de coco, muy utilizado para hacer galletas por ejemplo. Estos ácidos son dañinos para la salud si se ingieren en exceso, ya que se relacionan con el incremento de colesterol en la sangre y con la aparición de enfermedades coronarias.

 

En cambio, los ácidos grasos insaturados son los llamados “grasas buenas”, y se dividen en monoinsaturados y poliinsaturados. El ácido oleico, el que se obtiene del aceite de oliva, es el ácido monoinsaturado más importante. Pero en el grupo de los poliinsaturados los que mayores beneficios aportan a la salud son los ácidos grasos Omega-3 y Omega-6.

 

La principal fuente de Omega-3 se encuentra en el pescado, sobretodo en el pescado azul. Otras fuentes de Omega-3 se localizan en el marisco, el tofu, las almendras, las nueces, y el aceite de linaza.

 

Existen productos como galletas, mantequillas, leche… que llevan un aporte de Omega-3 pero no son tan efectivos como el consumo de pescado azul.

 

Los alimentos más ricos en Omega-3 son: anchoas, sardinas, arenques, mejillones, atún, ostras, almejas, pero el resto de pescado azul también cuenta con un aporte importante.

 

Beneficios del consumo de ácidos grasos Omega-3

 

Contribuyen a la disminución de los niveles del “colesterol malo” y de los triglicéridos en la sangre, lo que previene la aparición de enfermedades cardiovasculares.

 

-Logra una menor incidencia de enfermedades como la arterioesclerosis o el Alzheimer.

-Ayuda a prevenir los procesos degenerativos de la vista.

-Pueden prevenir la aparición de cierto tipo de cánceres.

-Tienen un efecto antiinflamatorio por lo que resulta beneficioso a los que sufren artritis reumatoide.

-En embarazadas, su ingesta beneficia al desarrollo del sistema nervioso y de la retina del bebé.

-Mejora la concentración y la memoria.

template_839-1

 

 




Edgar Barrionuevo

Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y Deporte at edgarbarrionuevo.com
Mi comprensión hoy de la nutrición me permite afirmar que estamos en un ámbito contaminado por la publicidad, por los falsos mitos, por las falsas dietas milagrosas, por los oportunistas. Un área en la que vale todo sin pensar en las futuras consecuencias. Este caos de información unido a la falta de atención a las sensaciones, a una desconexión con nuestra propia naturaleza, nos ha llevado a que en los países desarrollados haya cada día más personas obesas, que las enfermedades propias de la mala alimentación aparezcan cada vez a menor edad, incluso en niños y a un aumento de numerosas enfermedades: cáncer, diabetes, osteoporosis, infartos de corazón, hipercolesterolemia, hipertensión.

Latest posts by Edgar Barrionuevo

Comentarios