Compartir

balance-fin-de-ano

Tratemos de pensar en aprendizajes, logros, desafíos y no sólo en números. ¿De qué forma he crecido como persona? ¿Qué quiero “dejar ir”? Son algunas de las preguntas. Descubrí el resto!

El año está casi terminando y muchos ya hablan sobre sus planes y resoluciones para el 2017. Pero antes de proyectarnos al futuro, por qué no hacer un balance y preguntarse: ¿Qué hicimos durante el 2016?

 

Al hacernos esta pregunta, pueden pasar rápidas imágenes como en una película y dónde las escenas muestran eventos, logros, desafíos, cenas, vacaciones y gente con la que compartimos. Algunas cosas no son tan tangibles como otras y son más aprendizajes que un número o hecho específico, pero aún así es muy importante reconocerlas. Incluir eso que no se toca pero se siente, además de nuestros logros materiales, es lo que nos lleva a diseñar una vida alineada a nuestros valores.

 

A veces sucede que nos damos cuenta que lo que había en la  cima de nuestra escala de prioridades el año anterior, cambió.

 

Quizás ahora le damos mayor valor, por ejemplo, al estar más conectado a nuestras pasiones, el disfrutar lo que hacemos o pasar tiempo con gente  que queremos y  que comparte nuestra forma de ver la vida.  ¿Pero de qué forma puedo hacer un balance más profundo ?

 

Las próximas preguntas ayudan a indagar en nuestro interior bien a fondo para celebrar todas las experiencias y logros de este año en diferentes aspectos de nuestra vida.

 

1. ¿Qué logros en mis relaciones personales quiero celebrar?

2. ¿Cuáles fueron los proyectos que más disfrute en mi trabajo o negocio?

3. ¿De qué forma mejoré mi salud?

4. ¿Cuáles son las personas que más impactaron mi año?

5. ¿De qué forma he crecido como persona?

6. ¿Qué cosas nuevas aprendí sobre mí mismo?

7. ¿Cuáles han sido las lecciones que este año me dejó?

8. ¿Qué estoy listo para “dejar ir”?

9. ¿Qué cosas me hicieron sentir más feliz?

 

¡Y a esta lista podemos agregar muchas más! La idea es reconocernos por la energía puesta durante los últimos 12 meses en todo sentido y en los distintos aspectos. El ser objetivo con nosotros mismos observando los hechos como espectador y sin juzgarnos nos ayudara a ver todo con más veracidad. Es importante agradecer por estos 365 días sean cual sean hayan sido nuestras experiencias ya que todo nos lleva a crecer.

 

Para darle la bienvenida a lo nuevo, primero tenemos que dejar ir lo que ya pasó. Parar y tomarse el tiempo para realmente reconocer todo lo que hemos logrado y vivido nos ayuda a empezar un año con más visión y dirección. Se dice que en lo que ponemos nuestra atención se expande, por lo tanto al terminar de preguntarnos sobre nuestro año sabremos en qué realmente queremos focalizarnos en el que viene.

 

2016: Gracias por todo lo vivido!

 

banner-curso-luana

 

 

 

 




Marina Gamundi

Certified Health & Wellness Coach at marinagamundi.com
Marina Gamundi es coach certificada ennutrición integral y estilo de vida por el Instituto de Nutrición Integral de la ciudad de Nueva York. Ama escribir, pasar tiempo al aire libre, practicar yoga y Reiki. Con once años de experiencia en gerencia de establecimientos gastronómicos en hoteles, es alta conocedora de la industria de alimentos y bebidas. Actualmente vive en Orlando, Estados unidos,con su esposo e hijo donde realiza coaching y talleres de manera presencial y virtual .Con un enfoque en la alimentación consciente, su rol de coach es el de guiar, brindar información y asesoramiento para realizar cambios graduales que generen resultados duraderos, entendiendo comer sano como un estilo de vida y no una dieta.

Comentarios