Compartir

osoji

Osoji: Descubre de qué se trata esta tradición japonesa para limpiar tu hogar y empezar el año con las energías renovadas.

Empieza un nuevo año y en algún punto es como empezar a escribir una historia desde el principio. Por más que sea una simple fecha en el calendario, tenemos esa sensación de renovación, esperanza y (en el mejor de los casos) el primero de enero nos encuentra con más energías y ganas de llevarnos todo por delante.

 

Hace un tiempo leí sobre el “Osoji”, un ritual japonés de fin de año que consiste en limpiar a fondo  nuestro hogar o lugar de trabajo para comenzar un año renovados, limpios espiritual y fisicamente.

 

Según esta tradición japonesa, la última semana del año es fundamental limpiar a fondo los lugares en los que pasamos más tiempo. Esta limpieza nos ayuda a eliminar las malas energías, toda la carga que nos dejó el año anterior y podremos estar preparados para recibir buenas vibras permitiendo que fluyan por todo nuestro hogar.

 

En la cultura nipona la creencia cuenta que al limpiar la casa físicamente, se limpia también el alma de quién la habita.

 

¿Cómo podemos realizar esta limpieza?

 

No hay ningún ritual, ni ciencia. Es tan simple como:

 

-Comenzar por bañarnos antes de iniciar a limpiar.

-Lavar los rincones. Deshaciéndonos de lo que ya no usamos o no necesitamos.

-Utilizar mucha agua para limpiar los pisos. (Un tip propio del Feng shui recomienda agregar un puñado de sal gruesa al agua con la cual limpiamos).

-Asear ventanas y espejos con movimientos circulares hacia la derecha.

-Los armarios son un punto importante, haz una limpieza de aquello que ya no usas. Puedes donarlo, siempre habrá alguien que lo necesite y te sentirás bien sabiendo que estás ayudando.

-Deshazte de papeles que estén acumulados.

-Ventila bien todos los ambientes, la energía debe fluir.

-Limpia en una sola dirección, debes seguir un sentido de limpieza.

-Abre todas las cortinas para dejar ingresar la luz. El sol es un energizante natural.

-Si no tienes plantas, puedes ir comprando algunas porque atraen energías positivas.

-Aromatiza con inciensos o velas.

 

Y no nos olvidemos que la limpieza empieza por uno mismo. Puedes meditar, bailar, correr, practicar yoga, hablar, estar en silencio, perdonar, sentarte al sol, caminar o realizar cualquier cosa que te renueve, que te haga feliz para empezar a escribir tu historia. Todos los días son una nueva oportunidad para estar mejor.

 

Feliz año nuevo!

template_839-1

 

 




Jimena Winger

Editora at Green Vivant
Periodista, Community and content manager. Productora de radio. Visual Merchandiser y coach de personal con formación en Italia. Editora en Green Vivant y colaboradora en la revista Fuera de hora. Deportista y amante del hockey, mamá de Tomás y eterna "hunter" de nuevos desafíos.

Comentarios