Compartir

Los productos industriales de limpieza que utilizas pueden ser reemplazados por limpiadores naturales y caseros. ¡Más económicos y más saludables! Solo necesitas algunos ingredientes básicos…

 

Estudios y estadísticas demuestran la enorme cantidad de sustancias tóxicas que nos rodean en casa, y que provocan numerosas afecciones en la salud.  El hogar en el que vives es tu refugio, un templo personal. Debes proporcionar a tu organismo cuidados esenciales así como a tu hogar, para percibir energía saludable, protección y vitalidad.

¿Cómo mantener un hogar de higiene saludable?

Las sustancias tóxicas contenidas en los productos industriales provocan enfermedades y reacciones alérgicas. Elaborar tus propios productos de limpieza es un acto de generosidad para ti y los tuyos. Te resultará mucho más económico, porque unos pocos ingredientes son suficientes para mantener el hogar limpio.

Dependiendo de tus gustos en el olor o tus necesidades específicas, con los ingredientes que te proponemos puedes elaborar productos a tu medida. Elaborarlos es fácil, práctico, y sobre todo, económico y ecológico. Puede convertirse en una práctica familiar muy agradable y además de mantener el hogar sano, estarás colaborando con el medio ambiente.

Ingredientes básicos

Aceites esenciales

La aromaterapia es una herramienta muy eficaz, no solo para utilizar como ingrediente en los productos de limpieza, sino también de higiene, cosmética y salud, como elemento de tu botiquín natural o incluso para aromatizar los ambientes con olores y energía natural. Te recomendamos que, poco a poco, vayas haciéndote con tu propia despensa de alquimia a la que incorpores con el paso del tiempo distintos aceites esenciales con sus propias características y aplicaciones.

Para empezar, hay dos aceites polivalentes que te servirán para multitud de remedios caseros de todo tipo: árbol del té y lavanda.

El árbol del té es un poderoso desinfectante, aunque su olor es fuerte y puede resultar algo desagradable, pero tiene muchas aplicaciones: como producto de limpieza desinfectante, para quitar piojos, contra el acné, heridas o infecciones bucales, herpes.

La lavanda es el rey de los aceites esenciales. Tiene numerosas propiedades terapéuticas y un olor muy agradable que, a través de cualquier producto de limpieza, quedará impregnado en tus muebles, ropa, vajilla, champú, gel, desodorante.

Jabón líquido

Aunque elaborar pastillas de jabón natural es una práctica muy saludable y útil, lo cierto es que no todo el mundo tiene ganas ni tiempo. En cambio, elaborar jabón líquido con escamas de jabón es una forma fácil, sencilla y práctica de poder usar un jabón natural sin pesticidas. Con un jabón líquido elaborado a partir de escamas de jabón puedes limpiar cualquier superficie o incluso utilizarlo en la lavadora para lavar la ropa.

Nueces de lavado

Las nueces de lavado son otra opción estupenda para obtener jabón líquido. Además, combinando este jabón con otros ingredientes puedes elaborar todo tipo de productos de limpieza naturales y caseros. Las nueces de lavado están disponibles en el mercado en varios formatos: nueces troceadas, en líquido. Comprar el jabón líquido ya extraído es más cómodo, pero resulta una opción mucho más cara.

Lo ideal es que las compres troceadas y que elabores tú misma el jabón. Obtener el jabón natural te llevará un par de horas, pero la cantidad de jabón resultante te servirá para muchos meses, y el beneficio para tu bolsillo es considerable.

Limón

El limón, además de un olor a limpio muy agradable, es un poderoso quitamanchas y desinfectante. Abrillanta los metales y es un fabuloso desodorante (para el cuerpo y la casa). Añadir limón a cualquiera de tus productos de limpieza te permitirá una higiene nada envidiable a los productos de limpieza convencionales, pero con la ventaja de ser un producto natural totalmente ecológico y beneficioso para la salud y el ambiente de tu hogar.

Puedes utilizar el limón de dos formas. En zumo de limón, o bien añades unas gotas de aceite esencial de limón a tus productos de limpieza naturales y caseros.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato es blanqueador, suavizante y un gran limpiador. Es ligeramente abrasivo. No lo utilices para limpiar el aluminio, ya que lo decolora. Por ejemplo, resulta muy útil para el lavavajillas.

Carbonato de sodio

El carbonato de sodio es otro ingrediente muy eficaz para limpiar y desengrasar. Se puede utilizar en la lavadora, para limpiar ollas quemadas, para limpiar el baño y superficies grasas.

Vinagre blanco

El vinagre es otro de los elementos que se suele emplear como producto de limpieza ecológica, ya que descalcifica, elimina la grasa, es antiséptico, desinfecta, suaviza las telas y también desincrusta la suciedad difícil.

Tiene un olor muy fuerte, por lo que utiliza pequeñas cantidades y añade aceites esenciales que camuflen su olor (así no lo notarás). Si todo lo que te preocupa de usar vinagre es el olor, deja de darle importancia. Los resultados en la limpieza son bastante asombrosos. Además, también puedes usar el vinagre para dar brillo y suavidad a tu cabello y como excelente remedio casero eficaz para eliminar piojos y liendres.

Receta base

Producto natural multiusos

Si todavía no tienes una despensa de productos naturales y ecológicos y quieres empezar a probar su efectividad, no es necesario que gastes un montón de dinero en adquirir todo tipo de ingredientes. Aquí, te proponemos un producto multiusos muy sencillo de elaborar:

(Rinde 1 litro)

  • Calienta en una olla 1 litro de jabón líquido de nueces de lavado (si no tienes, utiliza agua en sustitución del jabón de nueces).
  • Llena el recipiente con el jabón caliente (o el agua).
  • Añade una cucharada de bicarbonato.
  • Agita bien.
  • Añade una cucharada sopera de vinagre blanco.
  • Añade una cucharada sopera de aceite esencial de lavanda o de eucalipto.

¡Y listo! Recuerda agitar el producto cuando lo vayas a usar, ya que el aceite esencial se quedará en la parte superior, debido a su diferente peso molecular. Si quieres empezar a experimentar, prueba con este sencillo producto de limpieza natural que te servirá para cristales, muebles, baño, cocina, horno, abrillantados. ¡Manos a la higiene!

 




Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant

Comentarios