Compartir

receta-fiestas

Es “esa época del año” y es posible anticipar el menú de la cena navideña, con recetas fáciles y sin “estresarse” en el intento. Kiako, the Cook lo sabe!

Ya hay vidrieras con guirnaldas de colores rojos, verdes y plateados. Se ofrecen garrapiñadas y sidra, turrones y fuegos artificiales. Hay un aroma intenso a fin de año y un frufrú en el aire, un ruidito que anuncia: ay ay ay… se vienen las Fiestas.

 

No puedo ser su gurú para transitar fin de año sin estresarse porque no tengo idea cómo se hace. Pero sí, aunque sea, ayudarlos un poquito en la cocina. Antes de pensar qué podemos hacer, fijémonos qué podemos dejar de hacer en nuestro menú navideño. Alguien que me explique, santo dios o santa Claus, porqué nos emperramos en abusar de un menú navideño de otras latitudes, hipercalórico y súper pesado, a la hora de celebrar en pleno verano. Y alguien que me explique cómo las fiestas están destinadas, sin “e qua non”, a dejarnos más cansados y enfermos que alegres y livianos; con pataletas al hígado, resacas de todos los colores y la barriga más hinchada que la de Papá Noel.

 

Ahora sí, manos a la obra. Al que madruga Dios lo ayuda (…a cocinar, aunque más no sea, porque de las ojeras no te salvará nadie… pero vale la pena). En esta nota les cuento más consejos, todos surgidos de esa experiencia, pero los más importantes los voy a repetir acá mismo para no agregarles cansancio en estas épocas, ay, tan atribuladas.

 

– Con bastante anticipación podemos ir preparando algunas cosas para freezar y tener menos que hacer a último momento. Cuando mi hija Julia cumplió dos años estrené esa modalidad con mucha satisfacción. Casi todo lo que es torta, budín o muffin es freezable, incluyendo panes o hasta masa cruda de galletitas.

 

– Elegir un postre helado tiene todas las de ganar para esta época. Suma mil virtudes: lo podés hacer por adelantado, es de las cosas más aplaudidas por grandes y chicos, se agradece en épocas de calor y hay un sinfín de posibilidades saludables para evitar las cremas y azúcares más pesados. Este “almendrado raw” es una maravilla. Y mis tortas heladas de vainilla y arándanos o bicolor con frambuesas son comodines que siempre vuelven a la mesa.

 

– Si vas a probar algo nuevo, que sea una sola cosa. Sea un plato fuerte desafiante o un postre intrigante, que resto del menú sean tus “grandes hits”. Recetas que sepas que salen bien y gustan a todos. Para probar algo nuevo, si es posible, mejor ensayarlo un par de veces antes.

 

– Hacete un plan para la semana, y una lista para el día de la fiesta. Con el asuntito del freezer antes mencionado, es fácil decidir qué podés adelantar y qué dejar para último momento. Eso ya te arma, a la vez, la lista de compras.

 

– Esta ensalada celebra, no sólo la Navidad, sino también algunos productos de estación: frambuesas y moras, aunque usted no lo crea, ambas dos en un plato salado.

 

– En mi blog hay toda una sección que llamo “Un, dos, tres, ya!”: recetas rápidas, fáciles y casi instantáneas para cocinar sin excusas. Los invito a meter siempre una o dos recetas express en los menúes complicados o cuando reciban mucha gente, para bajar un poco el nivel de presión y ansiedad.

 

– Por último. No voy a decirles que abandonen el alcohol para el brindis, pero podemos acompañarlo con bebidas más amigables que las gaseosas y los horrendos jugos industriales, qué les parece? Esta limonada de uvas es una maravilla de frescura, y mechar entre las bebidas un poco de agua pura y simple como cualquier otro día, les juro, no les va a hacer nada mal.

 

Una última sugerencia antes de dejarlos por hoy. No dejen de incluir a sus hijos en los preparativos y darle una vuelta de tuerca para que se transformen en juego compartido siempre que se pueda. Cada uno a su medida, todos pueden ayudar a incorporar la fruta en un batido, a lavar la verdura (mientras se refrescan un poco), a amasar un poco o lo que se les ocurra.

 

Eso es todo por aquí. Le voy pidiendo a Papa Noel, a modo de despedida, unas fiestas relajadas, livianitas y fresquísimas para todos y todas.

 




Seguime:

Natalia Kiako

Fundadora at Kiako, the cook
Autora del libro "Cómo Como": Un manual de autoayuda en la cocina saludable (Sudamericana) y del blog de recetas Kiako, the cook. Codirige Kiako-Anich (comunicación hecha con textura) y colabora periodísticamente en temas culturales y gastronómicos con medios como Revista Brando, GreenVivant y muchos otros. A la sazón es Licenciada en Letras, mamá de Julia, corredora bajo perfil y curiosa como un gato.
Seguime:

Comentarios

Tags: ,