Compartir

hogar-saludable-y-ordenado

Para renovar el aire de tu casa a veces hay que comenzar con lo más simple: limpia la energía del hogar con un poco de orden y organización doméstica.

Hacer un hogar es como formar una familia, poco a poco, con cariño, con autenticidad. Tu hogar debería ser como un taller de inspiración donde constantemente están naciendo cosas nuevas. Un lugar armonioso, donde se gesta el amor, la convivencia familiar y la amistad. Los hogares son únicos y caracterizan a sus habitantes, son singulares. No existen casas iguales porque cada una representa historias distintas, recuerdos y experiencias individuales.

 

A veces sucede que no puedes encontrar esta armonía en tu hogar, o que, en algún momento la tuviste, algún hecho aconteció y perdiste el control sobre los espacios que te rodean. Tal vez una mudanza, un hijo que se fue de casa o simplemente la falta de tiempo para ocuparte. Sientes que tu hogar ya no habla de ti, sino  que tiene otra energía, que no sientes propia. Los espacios están desordenados, no encuentras nada con facilidad o tienes tantas cosas que no sientes propias y te ahogan. El primer paso es sentirlo y el segundo paso, es ocuparte, pero, ¿por dónde empezar? ¿Cómo haces la limpieza de la energía en el hogar?

 

Según mi experiencia trabajando en poner las “casas en orden” hay 4 pasos que son fundamentales para hacer una limpieza de la energía en el hogar:

 

1- Sacar todos aquellos elementos que no usas, necesitas o sientes como propios. Los espacios de guardado son finitos, esto quiere decir que se acaban, pero el consumismo no. Para empezar el proceso, es necesario hacer un “borrón y cuenta nueva”. Habrá que ir al pasado, remover recuerdos y decidir deshacerte de cosas que te remiten a personas que hoy tal vez ya no están en tu vida. Sin embargo, debes pensar que esas personas y esos recuerdos están en tu mente, no en los objetos. Tu casa no debería ser el baúl de los recuerdos acumulados, ni estar repleta de objetos que no usas o necesitas. Por el contrario, debería ser un espacio luminoso, dinámico y práctico, abierto a recibir objetos que te representan con tu presente.

 

2- Poner en orden todo lo que tienes y definitivamente quieres conservar. Poner en orden no es comparar contenedores y meter, o abrir los cajones y guardar, aunque éstos rebalsen, ahí no se ve. Se trata de poder tener control sobre tus cosas y no que tus cosas te controlen a ti. Saber dónde tienes aquello que guardas o poder moverte por tu casa sin estar viendo desorden en todos los rincones. Se trata de guardar, categorizar, etiquetar y de buscar y encontrar con facilidad. Que tu placard estén en orden, tu cocina sea práctica y que los espacios en común puedan estar agradables para recibir visitas.

 

3- Que tu casa hable de ti. Cargarla con tu energía. Personificar tus espacios significa que hables de tu persona. No se trata de gastar dinero en decorar y re decorar o de comprar cosas bonitas. Se trata, en gran parte, de reflexionar sobre quién eres y cómo quieres trasmitirle a los demás tu esencia. Se trata de una excelente práctica para encontrar tu estilo, el carácter que te representa a ti como persona y a tu familia.

 

4- Utilizar ciertos tips y consejos de la doctrina del Feng Shui para ayudar, desde tu hogar, a lograr aquellos objetivos que estás buscando para la vida. Una intervención armoniosa de esta sabiduría china milenaria puede salvar, mantener o mejorar aquel objetivo que tengas en alguna área de tu vida. Cada área es específica a un lugar de tu casa. Con cambios en la distribución de los muebles, agregando elementos específicos (tierra, agua, fuego, madera, metal) dependiendo el área o colocando objetos activadores (por ejemplo: gato de la suerte, cañas de bambú, fuentes de agua, lámparas de sal) puedes lograrlo.

 

Es muy importante, para hacer este proceso, seguir estos pasos en este orden. Tener confianza en que sí se puede y saber que tanto quien decida hacerlo como el resto de las personas que vivan allí van a estar sumamente agradecidas con los cambios. Te deseo que te animes a darle forma al espacio más importante de tu vida: ¡tu hogar!

 




Marietta

Amante de la estética, Marietta se destaca por imprimirle un sentido armónico al funcionamiento de las viviendas. Junto a su equipo, llegó a un nuevo concepto: INTERIOR PLANNER. La esencia es lograr mediante la organización, el orden y el estilo, el equilibrio en los espacios. Estudió Publicidad, Interiorismo, Personal Shopper, Feng Shui, en este conjunto, su verdadera pasión, es darle una nueva IMAGEN a las viviendas. Atiende clientes y dicta charlas y workshops en Argentina, Uruguay y Chile.

Comentarios