Compartir

veganista-nicole-just

Nicole Just, autora de 3 libros bajo el célebre nombre de “La veganista”, comparte en esta conversación su historia y su inspiración para una cocina vegana, sabrosa y comprometida con la salud, el ambiente y los animales.

Nicole Just descubrió el veganismo a los 25 años y cambió su vida al instante. De un día para el otro, cortó para siempre con la dieta carnívora, parte fundamental de la tradición culinaria en su familia. Hoy es autora de 3 maravillosos libros de cocina, actuales e inspiradores, donde difunde recetas sin ingredientes de origen animal pero con mucho atractivo: La Veganista, La Veganista Repostera  y La Veganista – Superalimentos.

 

veganista-libro– ¿Qué representa la comida en tu historia familiar y en tu infancia? ¿Atesoras memorias de sabores y olores que recuerdes especialmente?

 

La comida en general, especialmente compartir juntos la cocina casera era una parte importante de nuestra familia. Recuerdo haber visto a mi abuela conservar toneladas de verduras y frutas de nuestro jardín durante los meses de invierno y mi abuelo (que era un carnicero) cocinando su famoso “Gulasch”, que es un guiso muy fuerte. Era un cocinero dotado y pasé mucho tiempo con él en la cocina. No lo ayudaba, en realidad, solo miraba y escuchaba sus historias. Nunca escribió ninguna de sus recetas, pero aún recuerdo cada pequeño paso de preparación compartida con él. De vez en cuando todavía preparo sus recetas, pero ahora en la versión vegana, por supuesto. Y escribí algunas de las recetas en su versión “veganista”, que están en mi primer libro.

 

– ¿Por qué te hiciste vegana? ¿Fue una transición lenta o sucedió de repente?

 

Realmente nunca me había detenido a pensar en las circunstancias en que los productos lácteos y la carne a menudo se “producen”, pero eso cambió bruscamente a principios de 2009. Me encontré con un vegano por primera vez en mi vida y probablemente pensé algo como “Uh, interesante, pero ¿qué le queda para comer?”. Hoy sé que esto fue un pensamiento de lo más estúpido, pero nunca antes había conocido a alguien así y no sabía nada sobre el veganismo. 

 

Todo el asunto me llamó la atención, sin embargo, y empecé a investigar. Quedé profundamente conmocionada por lo que poco a poco averigüé. Tuve que preguntarme cómo no sabía todas estas cosas, si la mayor parte de la información estaba libremente disponible. Así que después de unos días de investigación decidí volverme vegana. No mañana, no la próxima semana, sino ese mismo día. Fue la mejor decisión que tomé en mi vida.

 


– ¿Qué significa el veganismo para ti hoy? ¿Tu pensamiento cambió, con el tiempo?

 

Mi pensamiento cambió definitivamente, en un proceso lento. Al principio, después de que me volví vegana de la noche a la mañana, el veganismo era sólo acerca de la comida para mí. Luego me enteré de otras cosas como la existencia de la indumentaria vegana, cosméticos y así sucesivamente comencé a hacer ajustes, poco a poco.

 

– ¿Cuál es la parte más difícil de cocinar y comer vegano? ¿Cuál es la parte más fácil y la mejor?

 

Creo que comer afuera cuando te encuentras en zonas muy rurales es todavía difícil debido a la falta de restaurantes vegetarianos. La parte más fácil y mejor para mí es que aprendí a cocinar con verdadera alegría e inspiración, porque consideré la cocina vegetariana como una buena oportunidad para incorporar nuevas habilidades y mejorar mi rutina de cocina. 

 

Mi anterior yo “comedora de carne” ni siquiera había escuchado hablar de cosas tales como tempeh, mantequilla de almendras, calabaza o leche de anacardo (cajú). Ahora uso ingredientes como estos todos los días y estoy muy contenta por eso! 

 

Creo que se puede obtener una perspectiva totalmente nueva sobre los alimentos y la cocina cambiando a una dieta basada en plantas y ese hecho poco a poco cambia muchas cosas para mejor, no sólo para ti como persona, sino también para el medio ambiente y los animales.

 

– ¿Sientes una responsabilidad como comunicadora, desde que has empezado a enseñar y a escribir libros?

 

Sí siento una responsabilidad, pero no sólo desde que empecé a publicar, sino incluso antes, justo cuando me convertí en vegana. Como vegano, tienes que aceptar la idea de que muchas personas no veganas sentirán curiosidad acerca de tu dieta, harán muchas preguntas y así sucesivamente. Todo el mundo es un comunicador en sus círculos, lo que es una buena oportunidad para mostrar a la gente la cantidad de diversión y placer que puede significar volverse vegano.

 

veganista-nicole-just-3

 


– ¿Qué aprendiste en el proceso de preparar tus libros? Cambió tu cocina?

 

Aprendí mucho acerca de escribir recetas precisas y claras. La clave es pensar como un chef, pero también como una persona que está usando la receta en su casa. Las instrucciones deben ser claras, cortas, fáciles de entender y consistentes. Aprender me costó mucho trabajo y cambió mis rutinas en la cocina, imagínate que mi notebook, mi balanza y mi cámara están siempre al alcance en cada paso de una receta. 

 

Me encanta cocinar espontáneamente con lo que pueda encontrar en la nevera y eso a menudo conduce a nuevas ideas, a veces incluso a recetas completas. Así que siempre considero pesar los ingredientes y tomar buenas notas. La cámara está a mano para tomar fotografías mientras preparo la comida, para recordar todos los pasos de preparación que hice y cómo se veía el plato.


– ¿Qué es lo que más te gusta de cada uno de tus libros?

 

Mis lectores. ?


– Si tuvieras que dar un consejo a alguien que quiere mejorar su dieta y cocina, ¿cuál sería?

 

Deja de pensar demasiado, deja de tener miedo de que algo pueda salir mal, empieza a cocinar y disfruta lo más posible.

 

– ¿Cuál es tu receta favorita? ¿Qué es lo que suelen tener para el desayuno?

 

Depende de la temporada. En otoño e invierno, las remolachas son mi vegetal favorito, especialmente como ensalada (Veganista 1) o en “carpaccio”. En verano cocino de todo con calabacín (zucchini), por ejemplo la tarta de calabacín con cebollas rojas de mi libro de Superalimentos.

 

Comienzo mis días con uno o dos cafés con leche de arroz o de nueces y porridge de avena raw (hecho remojando durante la noche), con frutas frescas y nueces o semillas como cobertura. Puedes encontrar la receta en mi libro de Superalimentos. Me encanta, porque se tarda apenas unos minutos de preparación en la noche anterior y está listo para comer (a veces incluso lo llevo conmigo) por la mañana.

 

Gracias a Nicole Just por dedicarnos el tiempo y espacio para esta charla.

 




Seguime:

Natalia Kiako

Fundadora at Kiako, the cook
Autora del libro "Cómo Como": Un manual de autoayuda en la cocina saludable (Sudamericana) y del blog de recetas Kiako, the cook. Codirige Kiako-Anich (comunicación hecha con textura) y colabora periodísticamente en temas culturales y gastronómicos con medios como Revista Brando, GreenVivant y muchos otros. A la sazón es Licenciada en Letras, mamá de Julia, corredora bajo perfil y curiosa como un gato.
Seguime:

Comentarios