Compartir

A la hora de adelgazar, por lo general se habla de las mil y una dietas y de los detox. Pero pocos hablan de la importancia de dormir, ¡y bien! si lo que buscas es perder peso.

¿Por qué es tan importante un buen sueño?

 

Al estar estresados y “cargar” con cansancio acumulado no sólo comemos más, sino que además nuestra voluntad para hacer ejercicio y llevar un estilo de vida saludable se ve reducida.

 

Todos lo hemos sentido: cuando estamos cansados, naturalmente solemos comer más carbohidratos, grasas y azúcar para obtener energía -ese “como algo dulce porque me estoy quedando dormido”-; ¡y ni hablar de las bebidas energizantes y los cafecitos que tomamos para “despabilarnos”!

 

A la hora de querer adelgazar, es importante también tener en cuenta que, por la falta de descanso crónico, nuestro metabolismo se lentifica; provocando dificultad para perder peso o un aumento del mismo: es decir, justo aquello que queríamos evitar.

 

Por eso, aquí comparto 10 Tips para relajarte y dormir mejor; impactando positivamente no solo tu peso, sino tu calidad de vida:

 

– Haz ejercicio a diario: la encuesta Dormir (2013) realizada en Estados Unidos por la National Sleep Foundation a 1,000 personas de entre 23 y 60 años de edad, halló que las personas que realizan ejercicio duermen mejor que las que no lo hacen, incluso en los casos en los que durmieran el mismo número de horas por la noche.

 

– Cena liviano y por lo menos 3 horas antes de irte a dormir.

 

– Tómate un momento para respirar profundo antes de ir a dormir con tus manos sobre tu abdomen: al inhalar por la nariz, inflas el abdomen y al exhalar (por nariz o boca) dejas que el abdomen baje naturalmente. Haz esta respiración por lo menos 5 minutos. Es muy probable que te quedes dormido haciéndola.

 

– Acuéstate casi siempre en el mismo horario. El cuerpo es un relojito y naturalmente se adecua al ritmo impuesto.

 

– Desconéctate por lo menos 1 hora antes de las redes sociales, internet y todo lo que tenga que ver con aparatos electrónicos. Éstos te estimulan y dificultan tu intento de irte a dormir.

 

– Toma infusiones digestivas, calmantes y relajantes como el té de melissa, lavanda, manzanilla, tilo, valeriana, etc.

 

– Deja los “pendientes” escritos en una lista para el próximo día en vez de tenerlos en tu cabeza, ya que esto último dificulta tu tranquilidad mental.

 

– ¡Apaga el celular hasta mañana! Hasta el mínimo sonido de tu celular de manera consciente o inconsciente te mantendrá alerta.

 

– Observa qué hábitos y pensamientos te están perjudicando el sueño para poder trabarlos y eliminarlos.

 

– Tómate un momento para reflexionar y agradecer por aquello que sucedió bueno durante tu día, esta técnica funciona muy bien para soltar tu día y relajarte.

 

Espero que les sirva a los que quieran perder peso, y a quienes deseen una mejor calidad de vida.

Dulces Sueños,
Luana

 




Luana Hervier

Fundadora at Luana Living
Luana Hervier es una Green Vivant desde pequeña, apasionada por explorar y compartir la vida saludable en la ciudad. Coach en Nutrición y estilo de vida, Profesora internacional de Yoga y de Educación Física. Conductora en wellness en Radio y TV. Autora del libro Luana Living: Nutrición y Movimiento para el cuerpo y el alma.

Comentarios