Compartir

La huerta urbana es una fantástica opción para el autoabastecimiento de alimentos más saludables de agricultura ecológica. Balcones, patios, terrazas… Te contamos algunos trucos para tener la tuya en poco espacio.

Si tienes una pequeña terraza o balcón, o un patio interior suficientemente iluminado, puedes crear una huerta urbana con unos sencillos trucos para aprovechar al máximo estos espacios. Lo ideal es comprar los brotes de plantas de temporada, ya que no crecen todas igual en verano que en invierno. Compra  brotes y no semillas; es más rápido y sencillo a la hora de cultivar.

 

Simplemente necesitarás tierra y sustrato. Para abonar, es perfecto el humus, que echarás cada cierto tiempo por encima de la tierra para enriquecerla. Luego, piensa bien sobre los lugares luminosos de la casa. Este punto es importante para decidir las verduras, frutas u hortalizas que vas a cultivar. No es lo mismo un árbol frutal que puede ir perfecto en una terraza, que una tomatera, que crece a lo alto y es más indicada para un balcón. Si quieres interiorizarte más sobre las huertas orgánicas, aquí un libro infaltable para animarse a cultivar en casa ¿Ya tienes todo? ¡Manos a la tierra!

 

Una pequeña terraza

Una pequeña terraza puede ser, entre los pequeños espacios, el más adecuado y fácil para preparar una huerta. Aquí, lo ideal es conseguir lo necesario para lograr una huerta en altura. Estos son recipientes elevados de varios tamaños, que se rellenan con tierra, sustrato y plantas. Así se evita no cultivar en suelo, mucho más engorroso y complicado.

 

Un balcón

El balcón es un espacio más reducido que la terraza. Para ello, lo mejor es optar por modelos lo más verticales posibles, o por las tradicionales jardineras, de forma rectangular.

 

Un patio

En los patios interiores puedes optar por las huertas verticales. Una curiosa forma de conseguirlos es mediante la reutilización de palets. Sujetándolos en la pared, podemos colgar de ellos macetas con las plantas deseadas. En centros especializados también se pueden encontrar dispositivos para colocar las macetas usando el alto, y no el ancho, a modo de huerta urbana vertical.

 

Kokedamas

Otra práctica y bonita opción, son los Kokedamas, de origen japonés. Ésta técnica es sencilla, ya que se trata de usar bolas de musgo, del que se alimentarán las raíces de la planta que hayamos elegido. Basta con sumergir el musgo en agua una vez a la semana para su mantenimiento. Y las puedes poner en cualquier lugar.

 

Hay variadas ideas a la hora de crear tu propia huerta en tu ambiente favorito. Descubre la forma que más te siente bien para tu casa o departamento. Y verás que puedes adaptar la huerta a cada espacio si respetas los mínimos requerimientos para plantar. ¿Aún no encuentras tu espacio? Aquí te recomendamos un método para crear mini huertas en departamentos. ¡Anímate a cultivar!

 




Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant

Comentarios

Tags: