Compartir

Sin las abejas, el 60% de las frutas y verduras que consumimos desaparecerían al no ser polinizadas. Las abejas son la especie más importante del planeta. ¿Sabías que dependemos de ellas?

Las abejas son primordiales para el desarrollo del hombre. De las 100 especies de cultivos que abastecen el 90% de los alimentos del mundo, las abejas polinizan más del 70% de ellos. Además de 25.000 especies de plantas con flores. La desaparición de la especie implicaría graves desequilibrios en la economía mundial, ya que están relacionadas con la generación de miles de millones de dólares anuales en productos agrícolas.

 

Pero más allá del dinero, de la producción de miel, de lo importante que son los polinizadores para aumentar el rendimiento de los cultivos a nivel económico, lo que está en juego es la polinización de las flores; esenciales para la sostenibilidad de la agricultura en todo el mundo.

 

Los insectos en general tienen un papel crucial en el ecosistema; forman parte de la biodiversidad. La pérdida de biodiversidad que sobrevendría si las abejas desaparecieran o se vieran minimizadas, significaría una catástrofe ambiental. En términos de nutrición humana, la seguridad alimentaria sufriría una auténtica debacle. Tempranamente lo señaló nada menos que Albert Einstein: el ser humano no se mantendría sobre el planeta ni siquiera unos cuantos años sin la presencia de las abejas.

 

La polinización asegura el nacimiento de las especies vegetales en la tierra. Si éstas fallan, la cadena trófica también lo hace. Entonces la polinización se traduciría en una irremediable pérdida de un sinfín de especies animales y vegetales, incluyendo la gran mayoría de las que el ser humano necesita para asegurar su alimentación.

 

Desde hace unos años, el declive de las abejas está siendo alarmante por lo rápido que desciende su población. Los científicos proponen como causas los cambios producidos en el entorno a los pesticidas y otras sustancias tóxicas. Es decir, la misma agricultura intensiva que está aprovechando su función polinizadora está llevando a cabo su propia extinción.

 

Durante un debate de la EarthWatch, en la Sociedad Geográfica Real de Londres, se llegó a la conclusión de que las abejas son la especie sin la cual se nos haría casi imposible vivir en este mundo. El profesor David Thomas argumentó a favor del plancton, mientras que el Dr. George McGavin postuló a las abejas. Luego del debate, los miembros de la audiencia debían votar por una u otra especie como la más importante del mundo. McGavin destacó su postura y quedó reafirmada la hipótesis de que las abejas son cruciales para la agricultura y la humanidad.

 

Resulta curioso y atractivo saber que seres tan diminutos son irremplazables en el planeta. Y que sin su función el ser humano caería en picada. Las abejas para producir un kilo de miel, deben visitar alrededor de 10 millones de flores. Una abeja obrera puede llegar a volar 800 km en toda su vida y sólo produciría media cucharada de miel. Son insectos que no atacan al hombre si no se les molestan. Pues no las molestemos a ellas.

 




Luciana Schwarzman

Luciana Schwarzman

Autora at Luciana Ps
Escribo. Sobre la mano, la almohada, una nube. Con los dedos, los pies. Y a través del vapor de la pava cuando chilla. Soy periodista, y quizás, nunca pase mi etapa de los por qué. Tomo y doy clases de talleres literarios. ¡Por su culpa! es mi primer libro editado por Ediciones de la Terraza.
Luciana Schwarzman

Comentarios