Compartir

Maravilla entre las maravillas. Enamorada de otra parte de Marruecos, Marrakech, un caos embelesador. 

Nosotros llegamos por la noche de un viernes y fuimos a cenar a Le Jardin, primera joyita de la ciudad. Por fuera parece una puerta normal, pero cuando entras quedas atrapado en un jardín maravilloso. Tienen vinos, lo que ayuda a amenizar la noche y después la comida es bastante correcta. En definitiva, una velada más que agradable. Atención! Reservar que siempre están llenos.

 

El sábado por la mañana nos perdimos por La Medina (el centro de Marrakech), calles estrechisimas llenas de tiendas marroquíes, donde no vas a acabar de comprar nunca, por donde pasan personas, carros, bicis y motos a toda hostia. Marrakech es así. Hay que fijarse bien en las tiendecitas más alejadas de la plaza Jamaa-Lefna, esconden platos de madera espectaculares, infinitas vajillas verdes, cristalería fina, y todo tipo de delicias para tu cocina! Por cierto, hay que vivir la plaza Jamaa-Lefna, por la noche es Marrakech en estado puro!

 

marrakech-6

 

A mí es que todos los puestecitos de comida me enamoraban….

 

marrakech-3

 

marrakech-4

 

Después de andar y andar, perdernos y perdernos, comprar y comprar, fuimos a ver Los Jardines Majorelle, unos jardines botánicos muy bien hechos y cuidados. Para darte un paseo y relajarse un buen rato en algún banco.

 

marrakech-7

 

Después por la tarde nos fuimos a tomar unos buenos vinos en el Café de la Poste, un sitio muy bonito con mucho encanto (a poder ser ir a las plantas superiores, son mucho más agradables).

 

Y por la noche el gran espectáculo de Marrakech, Jad Mahal. Me resulta difícil describir con palabras la experiencia, pero ahí voy. Tan solo llegar nos recibieron personas vestidas a lo Bollywood , con trompetas y tirando pétalos de rosa. Yo ya me puse nerviosa, estaba alucinando. La cena, floja y desde mi punto de vista cara, pero ahí pagas el show. Sobre las 10pm empezó el espectáculo, primero un grupo de actores hicieron un pase como de La Belle Epoque, después vinieron unas bailarinas a hacer la danza del vientre que me cautivaron completamente y al final un señor se pone a tocar la guitarra y a cantar canciones varias. La verdad que el sitio y los espectáculos valen la pena, aunque el precio no es barato.

 

El día siguiente por la mañana puedes relajarte en un Hammam, pide que te reserven en el Riad donde estés. Que por cierto, si tiene libre en ningún sitio estaréis mejor que en el Riad Lola, además que ella te va ayudar en todo y va a hacer que tu estancia sea inmejorable.

 

Para comer otro check in que hay que hacer es La Terrace des Epices , un sitio de los que me gustan, hecho con gusto, personal amable y comida ok. Es todo terraza así que no se puede hacer mas que disfrutar del solazo, la buena música y el ambiente genial que hay. Un detalle muy interesante es que en todas las mesas que les da el sol hay sombreritos de paja para que no se te caliente la cabeza!

 

marrakech-5

 

Una idea:

Ver la puesta de sol desde alguna terraza panorámica. Tiene un encanto especial.

 

Consejos:

-Cuando cojáis un taxi no se vale negociar, tenéis que decir que os pongan el contador (taxímetro) así no hay posibilidad de que os tomen el pelo.

-El regateo. Del precio que os digan, tenéis que decir 1/3 parte y a partir de allí negociar. Manteneros firmes y amigables y os saldréis con la vuestra.

-No bebáis agua del grifo e intentar no abusar de las ensaladas (ya que posiblemente estén lavadas con agua del grifo), así os ahorraréis algún que otro dolor de estómago y alguna que otra mala noche!

 

Y ya solo me queda decir que disfrutéis, que disfrutéis como niños de cada rincón que Marrakech esconde!!!!!

 




Alba Niubo

Alba Niubo

Disfruto cocinando y creando recetas saludables, me encanta cuidarme, hacer deporte cada día y llevar un estilo de vida saludable. Eso es lo que soy.
Alba Niubo

Latest posts by Alba Niubo

Comentarios

Tags: ,