Compartir

Mujer: Fuerza y Salud, en qué se relacionan? Es mentira que “Las mujeres no deben levantar mucho peso, o hacer trabajos de fuerza, porque se ponen grandotas, y además no lo necesitan”. Aprende por qué.

Las mujeres no sólo no nos perjudicamos por el ejercicio de fuerza: todo lo contrario!

 

Primero, vamos a hacer un breve listado de los beneficios de entrenar y hacer trabajos de fuerza:

-Favorece el metabolismo de las grasas. Esto quiere decir que nuestro cuerpo tiene mayor y mejor capacidad de transportar la glucosa (azúcar en sangre) y transformar la composición química de las grasas. Por ende, ayuda al descenso de peso y al modificar grasa por músculo.

 

-Protege el tejido óseo; Los huesos son alimentados, estabilizados y protegidos por la musculatura, por ende si la misma está en óptimas condiciones, desarrolla huesos y articulaciones fuertes y saludables!

 

-Favorece a la prevención de enfermedades. Patologías de columna, hernias de disco, dolores lumbares, dolores de rodilla y osteoporosis pueden evitarse a través de un trabajo de fuerza adecuado a cada persona. 

 

-Aumenta los niveles de testosterona. si, las mujeres también producimos testosterona!! En un 50% menos que los hombres, y es sumamente beneficiosa! Niveles altos de esta hormona ayuda a la sensación general de bienestar y al nivel de energía, mantiene la libido y el deseo sexual, mejora el ánimo, y hay estudios que aseguran que un aumento de la testosterona en la mujer, mejora significativamente síntomas como insomnio, depresión, ansiedad, trastornos hormonales, fatiga, dolores de cabeza, sofocos, dolores articulares y óseos, pérdida de memoria y sequedad vaginal.

 

Entonces, si entrenar y hacer actividad física tienen tantos beneficios, ¿de dónde nace esa premisa equivocada que nos invita a temer el ejercicio de fuerza?

 

Principalmente del estereotipo de mujer que se reproduce en los diversos países. El “modelo” de mujer debía ser excesivamente delgada, delicada, frágil, débil, y “no necesita” de la fuerza, ya que siempre es protegida por el hombre. Si los músculos se le marcaban, “parecía un hombre”, por ende perdía sus atributos asociados a la feminidad.

 

Hoy, maravillosamente, ese estereotipo está cambiando. Tanto mujeres como hombres estamos en la búsqueda constante de la calidad de vida, el bon vivant, la alimentación saludable, un estado emocional equilibrado, y un cuerpo que responda a nuestras necesidades con la menor producción de enfermedades posibles.

 

Hoy entendemos que los trabajos de fuerza en la mujer o la actividad física que elija hacer, no tienen nada que ver con ser más o menos femenina.

 

La salud es mucho más importante que hacer huelgas de hambre, tomar pastillas y polvos, en pos de lograr un cuerpo estereotipado, inexistente. Y la calidad de vida empieza por vivir cada día plenamente!

 




Yasmin Blale

Apasionada del Entrenamiento y la Salud. Profesora de Educación Superior en Educación Física - Especialización: Embarazo, Tercera Edad, Discapacidad. Desde hace más de 6 años, me especializo en el Método Crossfit, Kettlebell Training y Functional Training. Durante 4 años fui Staff Capacitador de Reebok Crossfit Tuluka, con el método "Entrenamiento Real", de Santiago Terbalca. Actualmente, estudiando la Licenciatura en Alto Rendimiento Deportivo. Hoy en día, junto a mi socio Matias Suarez fundamos "Roots - Centro de Entrenamiento y Capacitacion", donde nos dedicamos al entrenamiento de grupos heterogéneos, y principalmente, a la Formación Profesional.

Comentarios

Tags: ,