Compartir

¿Quieres comprar una bicicleta y no sabes cuál? No es lo mismo pedalear cuando se está habituado a ejercicios que comenzar luego de un período de sedentarismo. Antes de elegir una bicicleta, compara cuál es la específica para el uso que le darás y el estado físico que frecuentas.




Existen numerosos modelos de bicicletas, las que tienen una máquina con desarrollos pequeños y fáciles de mover son ideales para comenzar a adentrarte en este deporte, y no asfixiarte en las subidas. Por otra parte, tu peso es importante a la hora de elegir el material del cuadro y el tipo de bicicleta que necesitas. Si quieres una plegable y pesas más de 90 kilos, deberás decidirte por una de buena calidad. Conocer tu estatura y medir la longitud de tus piernas (con una cinta métrica entre el suelo y tu ingle) será útil para elegir la talla más adecuada.

 

Si la utilizas para pasear, los desarrollos de los cambios serán menos importantes e incluso podrás comprar una bicicleta de piñón fijo. Si sólo vas a utilizarla por calles asfaltadas, las ruedas finas de una bici semejante a la de carretera son suficientes, pero si tienes que atravesar un parque o un camino de suelo irregular necesitarás cubiertas más resistentes y anchas.

 

Las consideraciones en la elección son variadas: con el asfalto mojado, necesitarás ruedas con mayor superficie de rodamiento, como las híbridas o de montaña; las cubiertas finas se deslizan mejor por el asfalto y oponen menos resistencia al pedaleo, pero se agarran menos y, al circular por calles mojadas, es más probable que patinen y termines en el suelo. En general, las urbanas suelen tener ruedas más anchas que las de ciclismo de competición. En cuanto al clima, la utilización o no de algunos complementos también es clave. Los guardabarros, son fundamentales si en la zona llueve habitualmente, pues evitan que llegues a destino todo mojado y lleno de suciedad.

 

Si vives en un departamento pequeño, no será muy cómodo tener la bicicleta en el pasillo durante todo el día; existen muchos modelos plegables que entran en una bolsa de apenas el tamaño de una mochila. Lo mismo ocurre si piensas en llevarla en autobús o tren. En algunas ciudades subir con la bici al transporte público está restringido o incluso prohibido, así que una plegable podría ser la solución.

 

En el mercado existen modelos de precios muy variados que podrás analizar. Si tu presupuesto es ajustado, prueba adaptar una bicicleta que ya dispongas para rodar por la ciudad. Encuentra la que mejor te siente dentro de estas descripciones:

 

Bicicleta urbana

bicicleta-urbana

Si la usas como medio de transporte habitual por la ciudad, es tu bici. Las bicicletas urbanas recuperan los diseños más clásicos y vintage de años atrás. Con una estética que ha evolucionado de las holandesas, las urbanas son vehículos con los que se circula cómodamente sobre el asfalto. Pedaleas erguido, en una posición relajada que permite una gran visión. Puedes señalizar fácilmente y con seguridad tus maniobras con los brazos. La barra baja de muchas urbanas permite bajar y subir de la misma de manera más fácil, cada vez que paras ante un semáforo en rojo. Llevan ruedas de gran diámetro que ayudan a subir mejor los cordones y notar menos los baches, aportan estabilidad. Este tipo de bicicletas están bien equipadas: con cubrecadenas y guardabarros para evitar mancharte la ropa; luces y reflectantes (obligatorios en ciudad); canasta al manubrio para llevar tus cosas; y un asiento ancho y confortable. Velorbis, Retrovelo o Pilen son especialistas en bicicletas clásicas, tipo vintage y de estilo retro.

 

Bicicleta plegable

bicicleta-plegable

Son ideales para distancias cortas (de menos de 10 kilómetros) y las puedes combinar con otros medios de transporte público. Son ligeras, compactas y están diseñadas para plegarse y desplegarse varias veces al día en cuestión de segundos. Su reducido tamaño permite llevarlas y entrar en cualquier lugar. El funcionamiento de este tipo de bicicletas es similar a una urbana. La principal diferencia está en el diámetro de las ruedas: es mucho más pequeño, según el modelo. Para largos viajes, son perfectas para transportar en el avión (entran en una valija) o dentro del baúl del auto. Monty, Beixo, Brompton y Dahon son las marcas más representativas.

 

Bicicleta eléctrica

bicicleta-electrica

Las bicicletas eléctricas (conocidas también como bicis de pedaleo asistido) llevan un pequeño motor que se activa sólo cuando pedaleas. Lo puedes poner en marcha en cualquier momento del recorrido que necesites una ayuda extra, por ejemplo, en una subida de gran nivel. Evitas así hacer un gran esfuerzo y llegar sudando a destino. Hay que fijarse bien en la autonomía de cada bicicleta, que viene delimitada por el tipo de batería que lleva. Para que sea homologada, el motor no puede ser mayor de 250 vatios de potencia y no puedes superar los 25 km/h con el motor encendido. Uno de sus inconvenientes es que son más pesadas que una bicicleta sin motor. BH, Pro-movec, Eco Bike, Megamo o Monty tienen varios modelos que permiten contar con el apoyo de un motor eléctrico.

 

Bicicleta híbrida

bicicleta-hibrida

Si buscas un vehículo de dos ruedas para pedalear dentro y fuera de la ciudad, es la tuya. También, para hacer ciclo-turismo. Son muy versátiles: un mix a medias entre las de carretera y las de montaña, aunque mantienen algunas características de las bicis urbanas. Son aptas para circular por pistas y caminos, y para trayectos más largos. Relativamente ligeras, seguras y resistentes. Tienen la ventaja de venir equipadas con portaequipajes, guardabarros y luces. Specialized, BH, Orbea, Giant, Kona, Trek incluyen modelos híbridos en sus catálogos.

 

Bicicleta piñón fijo o fixie

bicicleta-piñon-fijo

Si eres un ciclista experimentado y vives en una ciudad llana, seguramente las conoces. Si te gusta hacer acrobacias, las fixies permiten hacerlo. Son la mínima expresión de bicicleta, estética y técnicamente: tienen dos ruedas, asiento, cuadro, manubrio, pedales, un piñón fijo en la rueda trasera, una cadena y un solo plato. No tienen frenos ni marchas. Puestas de moda por los mensajeros de Nueva York, este tipo de bicicletas son más ligeras que las convencionales y siempre que esté en movimiento lo estarán los pedales. Se frena con la resistencia de tus propias piernas y no tienen punto muerto. Su estética suele combinar elementos retro, empuñaduras y asientos de cuero y colores llamativos. Amaro, Fuji, Specialized, BLB  y Razesa se destacan en el mercado de las fixies.

 

Bicicleta cruisers o playera

bicicleta-playera

Si buscas un vehículo a medias entre una bicicleta urbana y una de montaña, con estética moderna, éstas son ideales para pasear por la ciudad. Nacidas en California como las bicicletas de los playeros y surfistas, las cruisers son vehículos urbanos sólidos que favorecen una postura erguida para circular fácilmente. Utilizan llantas anchas de baja presión, muy útiles para amortiguar los baches. Por lo general, tienen pocos cambios, el sistema de frenado es a contrapedal y son mecánicamente más simples. Felt, Schwinn, Trek, Electra, Hoodbikes o GT ofrecen modelos cruisers muy llamativos.

 

Bicicleta de carretera (o de ruta)

bicicleta-de-carretera

Estas bicicletas son para quienes les gusta correr en carretera y practicar ciclismo como deporte. Vienen equipadas con muchas marchas, son poco robustas y tienen cubiertas muy finas. La posición del ciclista es inclinada hacia el manubrio, poco cómoda para la ciudad. Son para un uso más deportivo, buscando siempre aerodinámica. Cervelo, Colnago, Cipollini y BH son fabricantes.

 

Bicicleta de montaña (MTB)

bicicleta-de-montaña

Es un vehículo 4×4 para salir a pedalear al campo o por caminos de tierra. No es una bicicleta recomendada para un uso urbano habitual, a pesar de su versatilidad. Los neumáticos anchos con tacos frenan mucho sobre asfalto. Con un poco de lluvia se vuelven muy peligrosas. Al igual que ocurre con las bicicletas de carrera, la conducción en las MTB es inclinada. Su suspensión y la gran cantidad de marchas están pensadas para subidas muy fuertes y bajadas muy rápidas en todo tipo de terreno, pero no en el asfalto. Cannondale, Trek, Iron Horse y Merida Bikes comercializan buenas bicicletas de montaña.

 

Bicicleta ciclocross

bibicleta-criclocross

Es una especie de bici híbrida, tiene aspecto de “rutera” con cubiertas y frenos de montaña. Une la ciudad con las colinas y la carretera, y por eso es el vehículo más aconsejable para todo junto. A pesar de ser olvidadas mucho tiempo, las cross ya son el tipo de bicicleta más vendida en Londres, nuevamente. Specialized, Stevens y Alan son tres fabricantes que van a la cabeza en cross.

 

Bicicleta reclinada

bicicleta-reclinada

En este tipo de bici viajas sentado en posición horizontal, una postura más relajada y cómoda que busca una mejor aerodinámica y ahorra mucho esfuerzo. Para quienes quieran probar un pedaleo diferente a todo lo demás, cómodo y veloz en terrenos llanos. Es una buena bicicleta para viajes de larga distancia y para practicar ciclo-turismo. Son más veloces en terrenos llanos y rapidísimas en las bajadas. Para viajes de larga distancia, permite llevar equipaje. Bicicletas y Triciclos JM, Optima Bikes, Azub y Ecobent son algunos de los fabricantes especializados en reclinadas.

 

Fuentes:

Bicicletas About

Traveler

Ciclismo a Fondo

Bicicleta del Topo

 




Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant

Comentarios