Compartir

El Kama Sutra es el libro más antiguo del mundo dedicado a cultivar los placeres de la vida sensual. En realidad no hay un solo autor del texto, sino que se trata de una compilación de textos y teorías realizada originalmente en el siglo 3 por el sabio indio Vatsyayana, quien vivía en el norte de la India.




Vatsyayana afirma en el texto que él era un monje célibe, y que su trabajo en la compilación de todo el conocimiento sexual de los siglos pasados era para él una forma de meditación y contemplación de la deidad. Escrito en una forma bastante compleja del sánscrito, el Kama Sutra es el único texto superviviente de ese período de la historia antigua de la India según indican los expertos consultados.

 

El título del texto, Kama Sutra, significa literalmente “Tratado sobre el placer.” Mucho más complejo que una simple enumeración de posiciones sexuales para contorsionistas, el Kama Sutra proporciona un completo manual para disfrutar de los placeres sensuales de la vida. Aunque el texto está escrito como si fuera a ser leído por los “hombres de mundo” de esa época, puede hoy en día proporcionar un asesoramiento detallado a cualquier persona.

 

El principio básico del Kama Sutra es que para que los matrimonios sean felices, tanto el hombre como la mujer deben estar bien versados en el arte de placer, tanto carnales como espirituales y cerebrales. Los temas que se exploran incluyen conceptos y opiniones sobre la sociedad de la época y cómo comportarse en ella, sobre la unión sexual, sobre la adquisición de una esposa, sobre las esposas de otros hombres, sobre las cortesanas, y también propone medios para alcanzar el éxito en las relaciones interpersonales.

 

kamasutra-3

 

El libro contiene un asesoramiento detallado sobre lo que un hombre debe hacer para ganarse a una mujer, lo que una mujer debe hacer para ganar el afecto de más de un hombre, los estados de la mente de una mujer, el papel de un intermediario, y las razones por las cuales las mujeres podrían rechazar los avances de los hombres.

 

En cuanto a la elección de un compañero, el Kama Sutra informa sobre si se debe considerar amigos de la infancia o compañeros de estudios.”

 

Proporciona tablas que clasifican los tipos físicos masculinos y femeninos y su compatibilidad con el cuerpo de su amante. Enumera variantes a la hora de abrazar, besar,  de arañar (si, arañar), y hasta especifica técnicas para practicar el sexo oral morder.

 

El texto no se detiene por pudores y también incorpora instrucciones para llevar adelante relaciones extramaritales, incluyendo “esposas de otros hombres”, y dedica muchas páginas a los métodos de seducción y métodos de extorsión practicados por las cortesanas. Por último, en caso de que todo ese conocimiento llegue a fallar en ganar el amor que uno busca, el capítulo final del Kama Sutra contiene recetas de tónicos, polvos y alimentos que tienen el poder para ayudar a atraer a otros hacia uno.

 

kamasutra-4

 

Lo que es especialmente único sobre el Kama Sutra es que mantiene un enfoque especial sobre la forma de obtener y crear placer para la mujer. Un hombre que no puede proporcionar y llevar a cabo esos placeres debe saber, dice el Kama Sutra, que la mujer buscará ese placer en otros lugares, donde puedan concedérselo.

 

Sin embargo, debido al estilo complejo y bastante inaccesible del sánscrito en el que fue escrito, el Kama Sutra fue cayendo en el olvido. Hasta que durante el siglo 15 apareció una versión actualizada del antiguo libro, el “Ananga Ranga”, escrito en sánscrito mucho más accesible. Como resultado de su lectura más amena el Ananga Ranga superó al Kama Sutra convirtiéndose en el principal texto de consulta sobre los placeres sexuales.

 

La redacción del Ananga Ranga fue comisionado por el noble Ladakhana para un monarca de la dinastía Lodi. Esta familia formaba parte del poderoso sultanato de Delhi, que gobernó el norte de la India antes de que la dinastía mogol tomara su lugar. Kalyanamalla, el autor del Ananga Ranga, fue un poeta hindú, que basó en gran medida su texto en el Kama Sutra. Kalyanamally escribió en un estilo accesible y su patrocinio musulmán aseguró que el texto disfrutara de una amplia difusión entre los imperios musulmanes medievales. Muchas versiones del Ananga Ranga aparecieron también en árabe, persa y urdu.

 

No fue hasta finales del siglo 19 que el Kama Sutra de nuevo comenzó a reanudar su antigua prominencia en las tradiciones textuales de la India. Ese resurgimiento se produjo después de la década de 1870 cuando Sir Richard Burton, el lingüista y traductor, estaba trabajando con sus colaboradores, tanto indios y británicos, en la producción de una traducción del Ananga Ranga. Pero como ese texto hacía constantes referencias al olvidado Kama Sutra, Burton insistió en llegar hasta ese libro tan antiguo y traducirlo, lo que finalmente concluyó haciendo.

 

La insistencia de Burton en la publicación del Kama Sutra en Occidente, y el interés del texto generado tanto en la India como en el extranjero, ha dado lugar a una proliferación de traducciones y versiones de la obra maestra original, algunas de las cuales han llegado hasta nosotros.

 

Fuente: Buena Vibra

Autor: Federico Argento

 

 

 




Otras Fuentes

Green Vivant se hace eco de artículos relevantes, ligados a nuestras temáticas de interés, y los comparte con los lectores. La fuente original siempre está indicada en cada nota.

Comentarios