Compartir

La palta o aguacate es realmente un fruto mágico. Aunque en algunos países se la utilice como un vegetal, esta fruta contiene tantos beneficios para la salud que puede tildársela de remedio, y su sabor es igualmente extraordinario. ¿Cómo puede aprovecharse hasta su hueso o carozo?




Los aguacates son ricos en Vitamina E, por lo que son muy beneficiosos para retrasar el envejecimiento. El alto contenido en omega 3  protege nuestro sistema cardiovascular. La palta es rica en grasas saludables (monoinsaturadas) y evitan que acumulemos grasas perjudiciales que puedan causarnos enfermedades. Posee vitaminas tan importantes como la A, C, D, K y del grupo B.

 

Su contenido en magnesio favorece el correcto funcionamiento del sistema nervioso, muscular, así como el del intestino delgado. También es importante para el sistema inmunológico. Contiene ácido fólico, por lo que está muy recomendado durante el embarazo para evitar malformaciones.

 

El aguacate es rico en potasio (conteniendo mucho más que el plátano), muy importante para un favorable funcionamiento muscular y nervioso, además de evitar la retención de líquidos. Al ser rico en fibra, regula los niveles de azúcar en sangre.

 

 

Los increíbles beneficios del hueso o semilla de palta

 

Ya conocemos las virtudes de esta maravillosa fruta… pero, ¿conoces la magia que esconde su semilla?

El carozo de la palta fortalece al sistema inmunológico y ayuda a prevenir enfermedades.
Posee el 70 por ciento de los antioxidantes de la fruta, retardando el envejecimiento.
El flavonol que contiene la semilla de aguacate previene el crecimiento de tumores. Contiene compuestos fenólicos que previenen úlceras intestinales. –Tiene propiedades para aumentar la libido, el cansancio y agotamiento. Ayuda en trastornos de tiroides. Es adelgazante ya que quema grasas, su aceite reduce el colesterol y ayuda a defender al cuerpo combatiendo las enfermedades causadas por microbios, hongos y parásitos.
Aquí van algunas recetas para utilizarla como remedio.

 

Para aliviar dolores musculares: Machacar la semilla y macerarla en alcohol una semana. Utilizar tópicamente para hacer masajes, en caso de migrañas en sienes y cervicales.
Para mejorar la piel: Rayar el hueso del aguacate y hacer una buena máscara para aplicar en forúnculos y granitos es un santo remedio.
Para el cabello seco: Rayar la semilla, mezclarla con aceite de ricino y formar una pasta. Reservar en la heladera por 24 horas, luego aplicar en el cuero cabelludo y hacer un masaje como si se tratara de un baño de crema, dejar actuar y enjuagar.
En casos de candidiasis y vaginitis: triturar la semilla y hervirla en agua. Esperar que tome temperatura tibia y utilizar para hacerte baños de asiento.
Para ingerirla y disfrutar de todos sus nutrientes, podemos hacer una infusión con la semilla de la palta. Primero retiramos la piel marrón que la cubre y con un rallador echamos 1 cucharada en un vaso. Añadimos agua hirviendo, o bien podemos echar la ralladura de la palta en platos ya realizados (ensaladas, guisos, etc.).

 

¿Habías imaginado que un fruto tan simple tiene tantas bondades para ofrecer?

 

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant

Comentarios

Tags:

Otros Artículos