Compartir

Descubrí el Runcing, una práctica que se basa en tu ritmo interior mezclando baile y running. Su creador lo enseña en Argentina aunque surgió en Costa Rica. Un método integral de conexión interior y movimiento integral. 

Todos tenemos un ritmo y éste es un lugar para encontrarnos con él. La nueva actividad creada por Marito Seeber nos lleva a la playa de Mar del Plata para expresar con el cuerpo lo que la música y el entorno nos inspiran. Se trata de dejar fluir tu costado artístico sin foco en una técnica que aplicar o aprender. Intuición pura, sin exigirse, ni juzgarse, sin metas de rendimiento ni competencia.

 

 

La práctica es compartida por un grupo que está unido por muchos parecidos: quizás escuchar las mismas canciones en sus headphones de colores con pelo suelto al viento, pero es una actividad menos grupal de lo que parece. Se desarrolla sin interacción. “En esta exploración del propio estilo, cada uno hace su viaje y respeta la vivencia del otro sin interferir.  Así se genera un contexto ideal para sentirnos a nosotros mismos, descansando la mente parlante”, explica el psicólogo gestáltico. No hay un runcer mejor que el otro. Eso posibilita la expansión intuitiva, el que no tengas que preguntarte si estas haciéndolo bien o mal.

 

La idea surgió cuando Marito vivía en Puerto Viejo, un pueblo en el Caribe Sur de Costa Rica: “Estaba corriendo con auriculares en una playa increíble y muy conectando emocionalmente, empecé a jugar con mi propia sombra y a bailar. De a poco me fui soltando y sentí una profunda libertad. Además del movimiento externo, lo más movilizador sucedió adentro mío, estaba liviano y en sintonía con mi esencia, alegre y en paz”. Hoy trae su experiencia al Atlántico con la intención de compartirla en este formato que inventó. Le puso RUNCING porque combina correr (avanzar y retroceder de escollera en escollera) con bailar espontáneamente en una actividad que dura una hora y quince minutos e incluye relajación final.

 

Es algo simple y potente a la vez. “Una invitación a volver a lo natural: correr, bailar. Quizás por juicios culturales nos cuesta fluir hacia estos lugares. RUNCING te valida y te acompaña para conectar con las emociones que te vienen sin analizarlas racionalmente, haciéndolas movimiento. Cuando dejamos de enroscarnos en el circuito repetitivo de pensamientos y nos percibimos más integralmente, podemos registrar y valorar muchas cosas de la vida …motivos más sutiles.” Acá estamos en la orilla del mar para celebrarlos con una danza nueva.

 

Crédito video: Ana Clara Lola con la colaboración de Jime Lentini.

Para saber más acerca del Runcing hacé click aquí.

Carolina Cerimedo

Carolina Cerimedo

Cronista de buenas noticias, caRolina ceRimedo se mueve libre por el mundo para descubrir lindas historias que permanecen en las tribus, las ciudades, los parques y los mares. CaRo nos lleva en un recorrido estético de paisajes, comidas, modas, tradiciones, ecología y bienestar para que disfrutemos de los destinos y de uno mismo. Publicó dos libros visuales, colabora en Lugaresdeviaje.com, es columnista de viajes con consciencia para GV y tiene una web de tendencias: Babylon-lab.com. Escribe con una pluma azul lavable que también le sirve para volar.
Carolina Cerimedo

Comentarios