Compartir

continencia-sagrada-la-meditacion-tantrica-1

La sexualidad es un terreno espiritual privilegiado del que ignoramos demasiado. Isska nos cuenta cómo hacer el amor de forma tántrica, sin perder la energía y sintiendo todo lo que la Continencia Sagrada tiene para ofrecernos: éxtasis, profundidad, erotismo.

Toda verdadera técnica de la meditación interna está íntimamente relacionada con la transmutación sexual. La continencia sagrada tiene varios beneficios a nivel físico, emocional, espiritual y energético. Es una técnica milenaria cultivada más bien en Oriente: está basada en la ciencia del Tao y del Tantra. Actualmente es cada vez más conocida y practicada en Occidente también.

 

Si hablamos de continencia sagrada, ¿qué se nos viene a la mente? Tal vez pensamos que tiene que ver con contenernos de algo, reprimir o controlar, en el sentido de bloquear. Nada más lejos del Tantra. A la mente occidental muchas veces le cuesta entender esta nueva comprensión de la sexualidad. Pero cuando nos abrimos, un nuevo estado de consciencia y comprensión visita nuestras vidas…

 

La Continencia Sagrada es la técnica básica para que los integrantes de la pareja se transformen en seres multiorgásmicos. Es el acto amoroso hecho con transmutación y sublimación de la energía sexual en otros tipos de energía: vitalidad, energía afectiva y mental. Supone la actividad sexual sin la pérdida del semen (en el caso del hombre) y de los fluidos vaginales (en el caso de la mujer), lo cual significa el refrenamiento, retención y contención de las energías del potencial creador.

 

Para hablar de Continencia Sagrada, debemos soltar las ideas que están arraigadas al subconsciente colectivo, separando el orgasmo de la eyaculación. Y abrirnos a vivir una sexualidad con múltiples orgasmos, conservando la vitalidad y regenerándonos absolutamente. Es así que el goce produce un éxtasis sexual.

 

¿Qué puede ayudarte para realizar Continencia sagrada?

·  Orinar en chorritos contrayendo la musculatura del glande o de la vagina.

·  Respirar llevando la energía hacia el corazón o el tercer ojo.

·  Realizar movimientos lentos o más conscientes, retirándose antes de llegar a la cumbre del orgasmo.

 

En próximas notas desarrollaré más tips y contenidos ligados a una sexualidad plena, en contacto profundo con la espiritualidad y en armonía con nuestro ser.

 

 




Isska

Luciana (Isska) inició su camino espiritual hace 14 años con el Yoga místico y el Tantra. Estudió en una Escuela de Europa del Este y en varias disciplinas de autoconocimiento para desarrollar el espíritu de Sexualidad Sagrada, algo que nació con el camino del Tantra y la guía de su maestro. Hoy en día acompaña de forma individual y grupal a personas para mostrar la belleza y el amor que existe en ellos.

Comentarios