Compartir

Estamos acostumbrados a tirar la cáscara de banana a la basura pero aunque resulte extraño, es comestible y está llena de beneficios!

Mientras que el interior de la banana se caracteriza por ser suave y dulce, la piel es mejor conocida por su sabor amargo. Para aprovechar todos sus beneficios podemos incorporarla de formas muy simples: en licuados o bien dejándola en el horno por 10 minutos, ya que el calor rompe las fibras de la piel y afloja su textura, obteniendo como resultado un alimento fácil de masticar y digerir.

 

Cuanto más madura esté la banana, más dulce y fina será su cáscara: esto se debe al etileno, una hormona vegetal natural que las frutas liberan a medida que maduran. El etileno interactúa con las azúcares y fibras de la piel de la banana, transformando los azúcares complejos en simples y quebrando la pectina, un tipo de fibra que se encarga de mantener la fruta firme. Al mismo tiempo, otras hormonas se encargan de romper los pigmentos verdes de la cáscara, transformándolos en amarillos y luego marrones.

 

Beneficios nutricionales de una banana:

·  12 % de la fibra diaria recomendada, ayuda a la digestión y reduce el riesgo de padecer diabetes.

·  17% de la vitamina C diaria recomendada, esencial para el sistema inmunológico y el correcto crecimiento y desarrollo.

· 20% de la vitamina B-6 diaria recomendada, que colabora en el proceso de transformación de alimentos en energía.

· 12% del potasio diario recomendado, que favorece el desarrollo de células, tejidos y órganos de todo el cuerpo.

· 8% de la dosis recomendada de magnesio, vital para la producción de energía y la regulación de los niveles de glucosa en sangre.

 

Para quienes también consumen la cáscara, los beneficios son aún mayores; contiene una gran cantidad de vitamina B6 y B12 y un importante número de minerales esenciales como el magnesio y el potasio.

 

3 alternativas para reutilizar la cáscara de la banana si no te animas a comerla:

· Añadir una cáscara cortada en tiras a un balde con agua. Dejar reposar por unos días. Utilizar esta agua para regar las plantas: los nutrientes provenientes de la banana van a favorecer el crecimiento de las plantas.

· Colocar una cáscara de banana debajo de la carne antes de meterla al horno. Esto ayuda a mantenerla húmeda y tierna durante la cocción.

· Blanquea tus dientes frotando la cáscara en tus dientes durante unos minutos.

 

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant

Comentarios

Otros Artículos