Compartir

3-mantras-para-terminar-el-ano-en-paz-1

A fin de años todos brindamos por lo logrado y nos abrimos a un próximo año más próspero, más saludable, con menos estrés y más de todo –así parece que funcionamos-. Pero, ¿qué hacemos con lo que no conseguimos, con aquello que nos frustró? Dediquémonos hoy a eso.

Somos una máquina deseadora en diciembre. Hilvanamos deseos, pedimos por salud, éxito, amor o hasta por qué no, dinero. Internamente, ante los balances inevitables, es común tener un dejo de no lo logré, podría haberlo hecho mejor, ganado mejor, solucionado de otra manera, y tantos otros diálogos internos que muchas veces nos impiden apreciar lo que SI hicimos y entender que lo que NO era casi inevitable.

A nivel espiritual podemos llegar a aceptar que los hechos suceden en tiempos perfectos aunque no lo entendamos, sin embargo, la mente necesita un poquito más de explicación…

 

Estos son los 3 mantras que puedes utilizar para explicarle a tu mente que pasó y así recibir el 2016 más liviano y en paz:

Hice lo mejor que pude y si no pude más, es porque no podía: ¡así de simple! Leelo una y otra vez. Mirar para atrás por lo que no hicimos y pensarlo una y otra vez es como ir en tu auto en la autopista hacia adelante mirando el espejo retrovisor y pensando que deberías haberte bajado todo el tiempo en la bajada anterior. ¿No es muy loca la mala pasada que nos juega la mente?

El presente es inevitable: sin duda más allá de todos nuestros planes sucedieron eventualidades inevitables a lo largo del camino, como la pinchadura de una goma, un familiar enfermo, una lesión que te impidió continuar, etc. La vida se presenta constantemente, nuestro arte está en aceptar aquello que sucede y continuar caminando. Cuando fluimos con los eventos, éstos llegan y se van más rápido que si nos resistimos por sentir que no estamos haciendo aquello que nos propusimos de antemano.

Todo sucede para un bien mayor: si reflexionas sobre los eventos fuertes e inesperados que te sucedieron en la vida, sin duda estos marcaron un punto de inflexión en tu vida (un despido, una enfermedad, etc). En el momento no los entendemos, sin embargo, cuando miramos hacia atrás comprendemos que tenían una finalidad –quién sabe quién lo planeó, pero sucedió. Y por lo general agradecemos. Ahora, sí tenemos la posibilidad de ver esto en el pasado. Confiemos en la misma magia y finalidad en el presente sabiendo con total certeza, que aunque no lo entendamos ahora, en un futuro agradeceremos por aquello que sucedió. ¡Fe y confianza!

 

Todas las experiencias vividas nos sirven sin duda para continuar nuestro viaje hacia adelante, aprendiendo del pasado para cada vez saber manejar mejor este vehículo y bajarnos con mayor fluidez en la bajada que nos lleve constantemente al camino de nuestra paz interior.

 

Abrazo grande,

Luana

 

Luana Hervier

Fundadora at Luana Living
Luana Hervier es una Green Vivant desde pequeña, apasionada por explorar y compartir la vida saludable en la ciudad. Coach en Nutrición y estilo de vida, Profesora internacional de Yoga y de Educación Física. Conductora en wellness en Radio y TV. Autora del libro Luana Living: Nutrición y Movimiento para el cuerpo y el alma.

Latest posts by Luana Hervier

Comentarios