Compartir

La mantequilla o manteca de maní casera es muy saludable: aporta grasas buenas, fibra y proteína, pero es alta en calorías así que ¡no te excedas en comer!

Licúa el maní por 2 o 3 minutos o hasta que desprenda su propio aceite y se convierta en una cremosa mantequilla. No es necesario que le agregues nada, ni aceite, ni agua!!! Y el maní que uses resultará mejor si está tostado, pero no será estrictamente raw en ese caso. No compres de esos que vienen llenos de aceite y sal, elige el natural, sin nada, pero ya tostado.

Si tu licuadora no es tan potente, necesitarás un poquito de paciencia, cada 30 segundos apaga la máquina para que no se funda y pasa lo del fondo para arriba y vuelve a licuar. Eso es todo!!!

Ideal como snack 1-2 cucharadas, pero las cucharadas de 15 ml., de esas que son de repostería, no un cucharón de sopa.

 

Conocé otros snacks con mantequilla de maní aquí.

Kata Vegana

creadora de at Cocina Vegana Facil
Chilena de procedencia, siempre estuve interesada en las bellas artes. Estudie fotografía profesional y mis primeras incursiones en la cocina fueron con la macrobiótica y naturista. Años mas tarde, por motivos éticos cambie mi dieta al vegetarianismo. Pero fue cuando empecé a hacer activismo con Equanimal, que me hice vegana. Actualmente dedico mi tiempo libre a promover la cocina vegana y a colaborar con asociaciones de defensa animal.

Comentarios

  1. […] Mantequilla de maní […]

Los comentarios están cerrados.