Compartir

No es broma jugar en la cuerda floja del estrés. Tiramos un poquito más, un poquito más, y esa cuerda al final del día puede desequilibrar nuestra salud! Y no es sólo la salud del cuerpo, sino también de la “cabeza”. En esta nota les comparto qué nos sucede, y por supuesto: quién podrá defendernos!

Estas son las 10 principales razones por la cuales es importante controlar el estrés:

 

1. El estrés agota los nutrientes del cuerpo. Si a esto se suman los malos hábitos alimenticios, la ansiedad con la que comemos -o dejamos de comer-, el cuerpo empieza a sufrir de desnutrición o malnutrición.
2. Las personas que padecen de estrés crónico son más propensas a sufrir de enfermedades autoinmunes. Entre ellas están: la diabetes, esclerosis múltiple, artritis reumatoidea, trastornos de la tiroides y síndrome de colon irritable.
3. El estrés crónico predispone a las personas a sufrir de enfermedades cardiovasculares y cáncer principalmente.
4. El estrés afecta la calidad de la vida sexual, ya que se pierde el interés por el sexo.
5. El estrés afecta la productividad: funcionamos en piloto automático y se pierde capacidad de análisis, lo cual afecta la toma de decisiones. Sin duda, al sentirnos extenuados nuestro rendimiento también se reduce y la capacidad para resolver problemas se ve pronunciadamente disminuida.
6. El estrés afecta las relaciones interpersonales. La tolerancia y la empatía empiezan a disminuirse, ¡y ni hablar de la paciencia!
7. El estrés afecta el sueño, por tanto el organismo empieza a limitar su capacidad de recuperación.
8. El estrés afecta el metabolismo: es altamente probable que se empiecen a experimentar alteraciones en el apetito y el peso.
9. El estrés afecta el tono muscular, por lo cual las personas son más propensas a desarrollar espasmos y dolores musculares permanentes.
10. El estrés produce dolores de cabeza frecuentes y migrañas.

 

¿Y ahora quién podrá defendernos? Sin duda, el chapulín colorado no.

 

Hay prácticas como el Yoga, Tai Chi y la meditación entre otros que brindan herramientas para aplicar en nuestro día a día la consciencia del momento presente. Hacer ejercicio cuando la mente está muy “pasada” nos ayuda a bajar la ansiedad y requiere llevar la atención al cuerpo físico (lo que va a sacarla de la cabeza). Si haces ejercicio como rutina, esto te ayudará a prevenir y reducir el estrés. De acuerdo con un estudio realizado por la University of Utah School of Medicine, la combinación de la caminata con ejercicios de respiración consciente (ver video) puede ayudar a bajar aún más tus niveles de cortisol. Sin duda, para comprender cómo funciona la mente y prevenir que se nos vuelen los pájaros recomiendo ir a grupos de meditación y de autoconocimiento (como los de Arte de Vivir).

 

 

 

Aquí tienen una introducción a la respiración consciente que sin duda los ayudará. Y por último pero no menos importante. Saber decir que no cuando es no y colocar nuestros pies descalzos en la tierra –earthing- junto a una alimentación consciente y saludable puede ser la píldora más efectiva que tengamos todos a mano.

 

Salud de la mente, el cuerpo y el corazón.

 

Luana

 

¿Te gustó? ¿te inspiró? Espero tus comentarios en mi Facebook

 




Luana Hervier

Fundadora at Luana Living
Luana Hervier es una Green Vivant desde pequeña, apasionada por explorar y compartir la vida saludable en la ciudad. Coach en Nutrición y estilo de vida, Profesora internacional de Yoga y de Educación Física. Conductora en wellness en Radio y TV. Autora del libro Luana Living: Nutrición y Movimiento para el cuerpo y el alma.

Comentarios

Tags: