Compartir

Estamos a 15 días de terminar el año y, como sucede todos los años, los locales se llenan de colores y mensajes de prosperidad, amor y felicidad.
Hace poco me cruce con estas palabras escritas al lado de un árbol de navidad y me quedé pensando por qué los buenos deseos se hacen públicos solo a fin de año y, sobre todo, por qué estas palabras aparecen asociadas a lugares de consumo, como los shoppings y supermercados.

De hecho, hace unos días vi en Facebook una frase que decía lo siguiente: “Feliz consumismo y prósperas nuevas deudas”. Obviamente, la compartí y lo mismo hicieron mis contactos. Todavía sigo pensando: ¿por qué esta época del año, que se liga a buenos deseos y anhelos de un mundo mejor, está contaminada por el consumismo en su máximo esplendor?

 

Aunque no estoy en contra de hacer regalos a la gente que quiero (y también recibirlos!), creo que las fiestas no deben ser un momento para dejar de lado nuestros principios y propósitos de sustentabilidad. Por eso me parece buena idea que compartamos opciones de regalos que salgan de lo tradicional, que permitan reivindicar y contagiar nuestro espíritu verde.

 

Para este fin de 2014 me parece una buena idea salir del consumismo, compartir nuestras creencias y mostrarles a nuestros familiares y amigos que hay otra forma de consumir, más respetuosa con el ambiente y con las personas. Es por eso que, en esta oportunidad, los invito a elegir sus regalos de entre las mil y una opciones que ofrece la Guía de Green Vivant: ideas creativas y sustentables, de gran calidad y hechas a pequeña escala, con un espíritu consciente y en equilibrio con el medio.

 

De seguro hay muchas otras excelentes ideas para regalar y regalarnos de maneras sustentables. ¿Cuál es tu favorita?

 

La seguimos en la próxima columna!

Paz Gonzalez

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant

Comentarios