Compartir

¿Escuchaste hablar del Prana alguna vez? “Prana” en el marco Hinduista -o “Ki” para la medicina tradicional china- es la energía o fuerza vital que impregna todo el Universo. Está en todas las cosas, sean animadas o inanimadas. Aprendé a potenciar el tuyo…

 

El cuerpo y la mente funcionan, en gran parte, gracias al Prana. Esta energía vital que recorre nuestro ser, cuando fluye como un río nos hace sentir motivados, alegres, inspirados y sobre todo seguros de estar donde debemos estar, confiando en que todo estará bien, ¿te pasó? ¿Nunca conociste una de esas personas especialmente vitales, rebozantes de energía, fuerza vital y “pura vibra”, como digo yo? En cambio, seguramente has podido observar que cuando estás triste o preocupado por algo, decae tu energía y con esto también tu voluntad. Cuando esta energía de vida disminuye dentro nuestro, generalmente sentimos cansancio físico y psico-emocional, desgano, inseguridad y sobre todo dudas… miles de dudas acerca de nosotros mismos, del presente y del futuro. Te sentís incapaz de tomar decisiones o dejarte guiar por tu intuición para tener una guía clara.
Ahora, si gran parte de lo que nos pasa depende del nivel de esta energía, ¿cómo ayudar a mantenerla estable?
1- Buscar espacios en la semana para estar en un entorno natural: un parque, el río, el campo, etc. Está demostrado que la naturaleza genera la segregación de serotonina (que podría definirse como la “hormona del placer” además de ser la “hormona del humor”) que depende en gran parte de la cantidad de luz que recibamos a diario. Por eso es tan importante estar al aire libre, recibir luz solar y respirar profundo el oxígeno natural aunque vivamos en la ciudad.

 

2- Realizar prácticas físicas en las cuales estas conscientemente en contacto con tu cuerpo, por ejemplo: yoga, tai chi, Qigong ya que son algunos en los cuales justamente se trabaja con el flujo de la energía vital.

 

 

3- Hacer ejercicios de respiración a diario, meditar o ambas: estas técnicas respiratorias mejoran la captación del oxígeno y eliminan el dióxido de carbono, incrementando la energía vital, limpiando los canales energéticos (Nadhis y Chakras) y mejorando nuestra salud. Además, proporcionan calma mental pudiéndose alcanzar niveles de conciencia más profundos y paz interior.

 

 

4- Evitar alimentos que afectan nuestra mente: “…los alimentos ricos en azúcar y harinas refinadas producen un incremento abrupto en la glucosa sanguínea generando fluctuaciones que afectan el funcionamiento normal de las neuronas, produciendo –entre otras alteraciones— cambios bruscos de humor, irritabilidad y nerviosismo seguidos de apatía, hiperactividad, desequilibrio emocional, conducta agresiva. Por otra parte, ciertos aditivos –colorantes, conservantes, edulcorantes—también pueden causar hiperactividad y nerviosismo.” asegura el Dr. Jorge Pamplona Roger.

 

 

5- Observar tanto tus pensamientos, tus palabras y acciones como de las personas que te rodean para comprender tus estados de ánimo. Todo te afecta: la música que escuchas, las noticias, las opiniones, etc. Escoge personas, música, y un entorno que beneficie tu bienestar. Recuerda que tu también estas creando tu entorno y el de los demás.

 

 

¿Qué otras cosas crees que aumentarán tu energía vital y como puedes incluirlas semanalmente a tu vida?

 

 

Espero tus comentarios en mi Facebook,

Luana.

Luana Hervier

Fundadora at Luana Living
Luana Hervier es una Green Vivant desde pequeña, apasionada por explorar y compartir la vida saludable en la ciudad. Coach en Nutrición y estilo de vida, Profesora internacional de Yoga y de Educación Física. Conductora en wellness en Radio y TV. Autora del libro Luana Living: Nutrición y Movimiento para el cuerpo y el alma.

Latest posts by Luana Hervier

Comentarios